Una comisión supervisora de California disciplinó a dos jueces de Beverly Hills por su manejo de un caso de Lindsay Lohan por conducir en estado de ebriedad.

Documentos obtenidos por el diario Los Angeles Times muestran que los jueces del condado de Los Angeles Marsha Revel y Elden Fox fueron amonestados por la Comisión de Desempeño Judicial del estado.

Los jueces, que trabajan en el juzgado de Beverly Hills, recibieron lo que se conoce como cartas de notificación, consideradas como la mínima de las acciones disciplinarias.

El panel determinó que Revel se reunió a solas inapropiadamente con un abogado que quería asumir la defensa de Lohan en el caso de manejo en estado de embriaguez en el 2010.

Fox, en tanto, habría errado negándole a la actriz libertad bajo fianza por un cargo relativamente menor y negándose a escuchar los argumentos del abogado de la actriz.

Revel no ha respondido a solicitudes de comentarios. Fox se negó a comentar.