La Fiscalía General anunció el lunes que presentó acusación formal ante la Corte Suprema de Justicia en contra del general retirado del ejército Lelio Suárez Tocarruncho detenido desde mayo y considerado presunto copartícipe de una falsa desmovilización de guerrilleros.

El fiscal delegado Martín Moreno informó a la AP a través de un correo electrónico que la acusación es por su presunta responsabilidad en los delitos de fraude procesal y peculado, que pueden ser penados con al menos seis años de prisión.

Otros dos coroneles del Ejército están siendo procesados por el mismo caso de falsa desmovilización de más de 60 presuntos rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en marzo de 2006, en un acto público celebrado en una región del departamento de Tolima, al suroeste del país.

Suárez, que se ha declarado inocente, está recluido en una guarnición militar desde el 2 de mayo pasado.

Varios desmovilizados denunciaron ante la Fiscalía a fines de 2010 que muchos de los "rebeldes" que se entregaron en Tolima en realidad eran ladrones, indigentes y desempleados.

A casos de desmovilizaciones falsas ha sido vinculado Luis Carlos Restrepo, ex comisionado de paz durante el gobierno del presidente Alvaro Uribe (2002-2010), quien ha sido señalado como promotor de estas acciones. Restrepo, cuyo paradero se desconoce desde enero pasado, se ha declarado inocente de las acusaciones y afirma que no cuenta con garantías para someterse a un juicio justo.