El arquero del Real Madrid Iker Casillas afirmó el lunes que la racha victoriosa del fútbol español como todo ciclo debe llegar a su fin, pero la cosecha futura de títulos seguramente será buena porque España trabaja incansablemente para generar grandes jugadores.

La selección española acaba de conquistar su segunda Eurocopa consecutiva, además de ganar el Mundial de 2010, un triplete de títulos jamás conseguido por otras selecciones.

"Esto no es un trabajo de los últimos cuatro años. Llevamos 13 años dedicados a esta ilusión. Aprendimos de las derrotas y en el 2008 la historia cambió", dijo Casillas en Caracas, a donde viajó para impartir clínicas de fútbol.

"¿Cuánto va durar (la racha)? Ojalá dure mucho. Nosotros no somos ingenuos, sabemos que estos son ciclos, hay que aprovechar estos buenos momentos mientras que el viento sople a tu favor", manifestó.

Casillas destacó que en esas conquistas fue "muy importante el trabajo de los seleccionadores inferiores".

Ellos "siempre están trabajando para generar grandes jugadores y personas. También hay que tener la suerte para escoger lo mejor de cada generación y lograr una gran selección de mayores", indicó.

No importa la categoría, las selecciones españolas están moldeadas con el mismo estilo, fundamentado en el toque y posesión total del balón.

"Hay mucha gente detrás que ha permitido lograr el éxito de la Federación Española, tras 40 años" de fracasos, acotó.

"Vivimos momentos difíciles, pero hemos sabido superarlos y ahora estamos disfrutando de los triunfos", dijo Casillas, cuya agenda en Caracas incluye un encuentro con más de 250 niños y jóvenes de barriadas pobres en el estadio Olímpico de la capital venezolana.

Al ser preguntado sobre las posibilidades que tiene el fútbol venezolano de seguir creciendo y encontrar en definitiva el camino del éxito, Casillas insistió que "el cambio es producto de muchísimo trabajo y Venezuela puede alcanzar su sueño, las victorias son trabajo y saber superarnos cuando nos caemos".

"Miku (Fedor), (Salomón) Rondón, (Juan) Arango son fantásticos jugadores. Hay buen talento en el fútbol venezolano a nivel mundial", resaltó.

La "Vinotinto" es la única de las diez selecciones de Sudamérica que nunca se clasificó a una Copa del Mundo, pero en años recientes viene cosechando buenos resultados, uno tras otro. Ocupa el quinto puesto de la eliminatoria del mundial de Brasil 2014 con ocho puntos, cuatro menos que el líder Chile.

Además, el año pasado fue la gran sorpresa de la Copa América al figurar en las semifinales por primera vez, y en octubre pasado obtuvo una inédita victoria sobre Argentina en las eliminatorias mundialistas.