El actor británico Jeremy Irons espera que el documental "Trashed Film", protagonizado por él y presentado en el Festival de Sarajevo, contribuya a elevar la conciencia social sobre la contaminación y ha hecho un "llamamiento" al público a velar por el respeto al medio ambiente.

"Lo más importante es que el problema de la contaminación se puede solucionar y esto es algo espléndido. Espero que este documental influya sobre los Gobiernos del mundo, pero también sobre vosotros y mí. Creo que el remedio ha de venir de ambos", dijo el actor en una charla con el público tras la proyección, según informan hoy los medios bosnios.

El ganador de un Oscar por "Reversal of Fortune" ("El misterio von Bülow") es el protagonista del documental "Trashed Film", dirigido por Candida Brady, en el que se denuncia la creciente contaminación del aire, el mar y la tierra y su conexión con el calentamiento global.

"Espero que las pruebas que hemos reunido en esta película influyan sobre muchos y, especialmente, que obliguen a los Gobiernos a reflexionar sobre la solución", señaló en su charla con el público.

Irons se refirió en especial a las grandes industrias como las petroleras, que representan un "lobby excepcionalmente poderoso" y que, además de contaminar, "producen grandes cantidades de plástico".

"Todas esas compañías ganan dinero gracias a nosotros. Tenemos que comprender que nuestro poder está en decir 'no'. Por ejemplo, cuando vamos al supermercado, podemos decir 'no' a las bolsas de plástico. Cuando digamos 'no' constantemente, las cosas empezarán a cambiar. Nosotros tenemos que velar por nuestro medio ambiente" animó.

También puso el acento en la importancia del reciclaje y de la posibilidad que todos tienen de oponerse al consumismo y comprar solo aquello que se necesita.