Dos soldados turcos han muerto en combates con el clandestino Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) durante una operación militar que continua hoy en la provincia suroriental de Sirnak.

Según los medios turcos y la agencia pro kurda Firat, uno de los soldados murió por un disparo y otro al caer desde un risco en la montaña, durante unos enfrentamientos que comenzaron ayer.

En el operativo, las fuerzas turcas están empleando helicópteros para bombardear la zona y desplegar refuerzos, informa el diario Milliyet.

Por otra parte, varios diputados del pro kurdo Partido de la Paz y la Democracia (BDP) han pasado la noche en un parque de la ciudad de Diyarbakir para denunciar la violencia policial contra una marcha no autorizada que se celebró ayer.

Decenas de manifestantes kurdos -entre ellos tres parlamentarios del BDP- resultaron heridos y otros cien fueron detenidos durante los enfrentamientos con los agentes.