Un autobús atestado de peregrinos hindúes se salió el domingo de una carretera resbalosa en el sur de Nepal en un percance que dejó al menos 35 muertos, informaron autoridades.

El policía Gyan Bikram Shah dijo que el vehículo estaba tan abarrotado que algunas personas viajaban en el techo.

El conductor perdió el control en un camino empapado por la lluvia y el autobús se precipitó hasta un canal de irrigación, indicó Shah. Los socorristas retiraron del lugar 35 cadáveres.

La mayoría de los pasajeros era al parecer indios del vecino estado de Uttar Pradesh, quienes visitaban Nepal en una peregrinación anual a templos hindúes en ese país. Sin embargo, las nacionalidades e identidades de las víctimas no ha sido determinada aún debido a que los ciudadanos de la India no necesitan registrarse cuando ingresan a Nepal, dijo el policía.

Shah expresó el temor de que aumente el número de las víctimas fatales.

Se cree que el conductor sobrevivió y pudo haber huido del lugar, agregó.

La zona del incidente se encuentra a unos 160 kilómetros (100 millas) al suroeste de la capital nepalesa de Katmandú.