Un coleccionista austríaco ha anunciado el hallazgo de una pintura que ha sido atribuida al pintor Gustav Klimt, y que ha estado desaparecida durante décadas, pero cuya autenticidad es negada por expertos en la obra del autor de "El Beso".

La pieza, un lienzo circular de 1,7 metros que representa a un angelote tocando la trompeta, ha sido localizada en un garaje de la ciudad de Linz, en la región de Alta Austria, según ha asegurado su descubridor, el coleccionista Josef Renz, en declaraciones a la radiotelevisión pública ORF.

Se tiene constancia de que el cuadro estuvo colgado en un estudio que Klimt y su hermano Ernst compartieron en Viena a finales del siglo XIX.

En la década de 1980, durante unas reformas en el edificio, el cuadro desapareció hasta que, según Renz, fue recuperado de un garaje el pasado viernes.

Sin embargo, Alfred Weidinger, subdirector del museo Belvedere y comisario de una exposición sobre Klimt que acaba de inaugurarse en esa galería, aseguró hoy a la ORF que el cuadro no es de Klimt y que ni siquiera es de buena calidad.

"No tiene nada que ver con Gustav Klimt", aseguró Weidinger, quien explicó que desde los años 60 es conocida la existencia de ese cuadro y que su autor es el propio hermano del pintor.

"Se intenta una y otra vez que se reconozca el cuadro, justo ahora en el 150 aniversario", indicó el experto, en relación a la celebración este año del nacimiento de Klimt.

Renz, que insiste en que el cuadro es auténtico, ha anunciado que la obra será restaurada y subastada el próximo otoño. EFE