El hermético régimen norcoreano anunció hoy a través de la agencia KCNA el relevo de "todos sus cargos" de Ri Yong-ho, jefe del Estado Mayor del Ejército Popular de Corea del Norte y uno de los principales dirigentes del país, por enfermedad.

Ri, considerado como uno de los consejeros más cercanos del joven líder Kim Jong-un, ocupaba también los cargos de miembro del Presidium del Buró Político y de la Comisión Central del Partido de los Trabajadores, y el de vicepresidente de la comisión militar del partido único norcoreano.

La decisión de relevar a esta autoridad de las Fuerzas Armadas del país se tomó durante una reunión del Buró político del Comité Central del Partido de los Trabajadores celebrado ayer en Pyongyang, detalló el escueto comunicado emitido por la agencia KCNA.

Habitual en los discursos públicos del régimen, Ri, de 70 años, jugó un papel muy importante en la transición al poder de Kim Jong-un tras el repentino fallecimiento, en diciembre de 2011, de su padre y anterior líder del país, Kim Jong-il, según analistas surcoreanos.

El Ejército de Corea del Norte, uno de los más numerosos del mundo, con más de un millón de soldados en activo en un país de menos de 25 millones de habitantes, es el principal garante de poder de la dinastía Kim, que conserva el mando totalitario del país desde su fundación.