La canciller alemana, Angela Merkel, ha insistido en la necesidad de firmar un acuerdo vinculante y global para evitar el cambio climático en el planeta que reemplace al casi caduco acuerdo de Kioto con vistas a la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas de diciembre en Catar.

"No se debe dejar pasar simplemente el tiempo" entre 2012 y 2015, advierte la canciller en su tradicional videomensaje de los sábados, que difunde su oficina a través de internet, en el que reclama que ese acuerdo debe ser "vinculante y muy ambicioso".

Con motivo de la reunión de expertos preparatoria de la cumbre de Catar, que se celebra este lunes y martes en Bonn dentro del llamado Diálogo de Petersberg, Merkel comenta que este tipo de encuentros "crean confianza" y ayudan a avanzar en las negociaciones.

"La meta superior es evitar que la subida de la temperatura (de la Tierra) sea mayor de los 2 grados centígrados", señala la jefa del gobierno germano, que subraya la importancia de redactar y ratificar un acuerdo vinculante para la protección del clima para suceder al de Kioto.

Asimismo asegura que Alemania ha asumido en esas negociaciones un papel precursor ante el hecho de que la responsabilidad por el clima del mundo depende en gran medida del grado de desarrollo de los países.

Por ese motivo Merkel reconoce que existe un compromiso por parte de aquellos países en los que se cuenta con un alto nivel de bienestar a la hora de poner a disposición de los estados emergentes tecnologías ecológicas modernas y con futuro.

La canciller alemana cuenta con que hasta 2015 tendrán lugar "duras negociaciones", sobre todo cuando se trate de determinar qué región de la Tierra debe hacer determinada aportación para preservar el clima.

Finalmente subraya que por ese motivo es necesario aumentar los niveles de confianza entre los ministros de Medio Ambiente para que progresen las grandes negociaciones internacionales.