Un manifestante israelí se prendió fuego durante una marcha realizada el sábado por la noche para conmemorar el aniversario de una ola de protestas por todo el país en contra del alto costo de vida y otros problemas sociales, informaron las autoridades.

El portavoz policial Micky Rosenfeld dijo que el hombre de alrededor de 40 años se empapó de líquido inflamable durante la protesta en Tel Aviv y se prendió fuego. Fue llevado después al hospital donde recibió atención por quemaduras graves.

El Canal 10 de la televisión israelí mostró imágenes del hombre en llamas. La gente se agolpó alrededor, intentando sofocar las llamas con camisas y agua. Se podían escuchar los gritos que pedían "un médico", y "traigan agua rápido".

Los autoinmolados como forma de protesta son casos inusuales en Israel, y no quedó claro por el momento que impulsó al hombre a hacerlo.

En 2005, una mujer murió luego de prenderse fuego para protestar en contra del retiro de Israel de la Franja de Gaza, cuando el gobierno echó a miles de israelíes de sus casas en la zona.

Afuera de Israel, el más famoso caso de autoinmolación reciente ocurrió en Túnez, donde el vendedor de fruta Mohammed Bouazizi se prendió fuego en diciembre de 2010, lo que ayudó a desatar un levantamiento en el país, y con ello la serie de protestas y revueltas conocida como Primavera Arabe.

La manifestación en Tel Aviv se realizó al mismo tiempo que una en Jerusalén. Algunas personas entre los miles que se presentaron llevaban pancartas que exigían justicia social para todos.

Las protestas del sábado fueron parte de un esfuerzo para infundir nueva energía a un movimiento surgido en julio de 2011, con quejas contra el precio de la vivienda. Rápidamente, las protestas se ampliaron hasta abarcar otros temas económicos y sociales, como el costo de los alimentos, los bajos salarios y una mejor educación. Cientos de miles de personas marcharon el año pasado y surgieron campamentos de protesta en diversos puntos de la ciudad.

Alrededor de medio millón de israelíes tomaron las calles cuando el movimiento de protesta llego a su máximo punto el año pasado. Las manifestaciones se redujeron poco después de que el gobierno estableció un comité que ofrecería soluciones a la amplia gama de problemas sociales que aquejan a muchos israelíes.

El líder de la protesta Dafni Leef dijo el sábado que poco ha cambiado desde entonces.