El Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) de Paraguay anunció hoy, en un acto popular, que buscará un candidato de consenso y posibles alianzas para las elecciones generales de 2013 y reiteró su apoyo al jefe de Estado, Federico Franco.

Un total de 892 dirigentes anunciaron esas acciones durante la convención del PLRA, de centroderecha y segunda fuerza electoral en el Parlamento, celebrada en una plaza ante la sede del Legislativo.

El acto, al que también asistieron centenares de afiliados con banderas azules para celebrar los 125 años de creación de la agrupación, es el primero que se realiza tras la asunción de Franco a la Presidencia en sustitución del destituido Fernando Lugo, el 22 de junio pasado.

El PLRA, que encabeza el Ejecutivo tras 74 años de espera, tiene el gran desafió de concluir el mandato iniciado en 2008 por el exobispo y por Franco, presidente y vicepresidente, respectivamente, y realizar el traspaso de mando el 15 de agosto de 2013.

Los "liberales" oficializarán en sus elecciones internas del 16 de diciembre a su futuro candidato, que será escogido por el Directorio de la agrupación, según lo resolvieron en la fecha.

Entre los posibles nombres se destaca el senador y exministro de Obras, Efraín Alegre, quien había denunciado el fraude y desconocido los resultados de una encuesta realizada por el PLRA para escoger a su candidato el 1 de abril pasado.

Ese sondeo, tras el que se agravaron las diferencias dentro de la agrupación, dio como ganador al senador Blas Llano, presidente de los "liberales" que en su discurso de hoy presentó su "renuncia indeclinable" a la postulación para tratar de disipar el conflicto.

Alegre posee actualmente el 73,4 por ciento de las intenciones de votos de los "liberales", frente al 9,5 % a favor de Llano, según una encuesta divulgada este sábado por el matutino Última Hora.

Los "liberales" no descartan la posibilidad de aliarse con el partido Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unace), tercera fuerza electoral en el Legislativo cuyos dirigentes asistieron a la convención, aunque mantienen como condición que un "liberal" encabece la dupla presidencial.

Franco acudió a la convención, en la que fue ovacionado, tras participar en la inauguración oficial de la "Expo 2012".

La administración del nuevo mandatario se enfrenta al rechazo de varios países de la región que sostienen que con la destitución de Lugo, aprobada en juicio político por el Legislativo el 22 de junio pasado, se produjo un quiebre democrático en el país.

Esa situación le costó, además, a Paraguay la suspensión en el Mercosur y la Unasur hasta la celebración de los comicios del 21 de abril de 2013.

El PLRA fue la principal fuerza dentro del Frente Guazú, la coalición de amplia base ideológica que llevó a Lugo al poder y puso fin a 61 años de Gobierno del Partido Colorado (primera fuerza en el Parlamento).

Los "liberales", que acusan al exobispo de haberlos marginado de los cargos gubernamentales de preponderancia, retiraron su apoyo a Lugo y se mostraron a favor del juicio político que también fue impulsado por los "colorados" en el Legislativo.

Ese procedimiento, que concluyó en treinta horas, fue calificado como un "golpe de Estado parlamentario" por Lugo, quien en la víspera inauguró una puesto de comando denominado "Paraguay Resiste", al igual que el sitio en internet en el que defiende su causa.

La nota llamativa de la convención la dio el senador Luis Alberto Wagner, el único "liberal" que votó en contra del juicio contra Lugo, que fue abucheado y prácticamente retirado del escenario.

Los convencionales también anunciaron que promoverán la inclusión del balotaje (segunda vuelta electoral) para las elecciones generales del 21 de abril de 2013.