Los salvadoreños que residen en Estados Unidos enviaron en junio al país 318,2 millones de dólares, cifra superior en 18,3 millones a lo recibido en el mismo mes de 2011.

El Banco Central de Reserva informó el sábado que durante el primer semestre del año, las remesas sumaron 1.944,8 millones de dólares, 132,8 millones más de lo ingresado en el mismo período del año anterior, equivalente a un crecimiento del 7,3%.

Durante 2012 se han recibido remesas por un promedio mensual de 324,1 millones de dólares, 22,1 millones de dólares más que el promedio mensual en el primer semestre de 2011.

De las remesas recibidas de enero a junio de este año, 1.367,8 millones de dólares fueron recibidos a través del sistema bancario, equivalente a 70,3%. El resto de las remesas fue trasladado por familiares que visitaron El Salvador y por los gestores de encomiendas.

El informe del Banco Central señaló que "el comportamiento de las remesas familiares está fuertemente relacionado con la situación económica en los Estados Unidos, especialmente con el empleo y desempleo".

Según el Banco, durante junio, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó que se crearon 80.000 empleos en la economía norteamericana. De esta manera, la tasa de desempleo global registró 8,2% y la hispana 11%, siendo ambas tasas iguales a las registradas en mayo pasado.

Según cifras oficiales, unos 2,5 millones de salvadoreños viven en Estados Unidos. Actualmente hay unos 212.000 amparados en un programa temporal migratorio que les permite residir y trabajar en ese país.

Las remesas familiares procedentes de Estados Unidos son pilares fundamentales para la economía salvadoreña. En 2011 se registraron remesas por 3.648,8 millones de dólares, lo que representa alrededor de 16% del producto interno bruto, según el banco.