La convención del cómic de San Diego no es sólo un acontecimiento diurno.

Una vez que cierra el centro de convenciones donde se lleva a cabo la Comic-Con, las calles céntricas de San Diego cobran más vida con decenas de fiestas y encuentros durante los cuatro días del festival de historietas, películas y videojuegos que giran alrededor de los personajes de los comics.

"La convención es para los simpatizantes", dijo el artista de cómic Eric J mientras iba de una fiesta a otra. "Para los profesionales y exhibidores, también es para hacer relaciones y contactos, y eso ocurre en las fiestas. Aunque todos se la están pasando muy bien, se consiguen más negocios fuera de las horas hábiles".

"Y no se trata nada más de negocios. Hay amistades que se hacen en la convención y en las fiestas que duran toda la vida", agregó.

Los festejos comenzaron en la víspera del Comic-Con con un encuentro el miércoles en honor a "The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 2" que congregó a numerosas personas en el bar del techo del Hotel Hard Rock.

En la noche siguiente, el mismo lugar fue el centro de la fiesta por "The Expendables 2" a la que asistió Arnold Schwarzenegger, y de la reunión sobre el Xbox 360 de Microsoft, donde los invitados fueron los primeros en conocer juegos como "Dance Central 3", "Deadlight" y "Halo 4".

Los asistentes también tuvieron la oportunidad de asistir a una velada de Ubisoft en una suite espaciosa que domina el estadio Petco Park. Participantes como el actor Scott Porter, protagonista de los programas televisivos "Hart of Dixie" y "Friday Night Lights", probaron juegos como "Assassin's Creed III" y "ZombiU" mientras degustaban bocadillos.

El estadio fue la sede una fiesta masiva el jueves: "Dawn of the Con", de VH1, abierta para todos lo que que tuvieran pases para la Comic-Con. El presentador fue el roquero Rob Zombie.