Cuatro personas sufrieron heridas leves, pero nadie fue corneado, en la corrida de toros del último día de las fiestas de San Fermín, dijeron las autoridades.

El doctor Ignacio Iribarren, portavoz del Hospital de Navarra, en Pamplona, dijo que solamente cuatro participantes en la corrida recibieron tratamiento en el hospital — dos con contusiones e la cabeza y otros dos con heridas en un brazo y una pierna.

La corrida, en la que miles de arrojados corrieron junto con seis toros de la granja Torrehandilla, tomo solamente dos minutos y 30 segundos para cubrir los 849 metros desde los establos junto a los muros de la ciudad hasta la plaza de toros en el centro.

El festival en esta ciudad norteña data de finales del siglo XVI.