El Museo de Arte Itinerante (ItiMa) ha hecho una convocatoria internacional, cuyos primeros frutos se han podido ver ya en Alemania, dirigida a todas las mujeres que quieran prestar su cuerpo desnudo como lienzo en un homenaje a la pintora mexicana Frida Kahlo, de cuya muerte se cumplen hoy 58 años.

"La idea inicial era hacer unas pocas Fridas", señaló a Efe el fundador del ItiMa, el artista guatemalteco Fernando Morales, pero el gran interés que ha despertado este proyecto le llevó a ampliar la convocatoria "para llevar el homenaje a Frida Kahlo de la Colección Arte Viva a todos los continentes".

Los primeros "lienzos vivientes" ya se han podido ver en las ciudades alemanas de Colonia y Bonn del pincel de la "genial" artista germana Xandra Herdieckerhoff, señaló.

México, Nueva York y París fueron ciudades "de gran importancia" para Kahlo (1907-1954), que tenía además "raíces alemanas" por su padre, nacido en Pforzheim, en el sur de Alemania, recuerda Morales.

"Hemos recibido más de un centenar de aplicaciones concretas y más del doble de solicitudes de información para participar como lienzos vivientes de mujeres de todos los estados de México y de muchos países en América y Europa", subraya.

Por eso, agrega, este "tributo mundial" a la pintora mexicana se prolongará por lo menos hasta el 6 de julio de 2013, el 106 aniversario de su nacimiento.

Está previsto que las obras de la Colección Arte Viva, proyecto lanzado por el ItiMa, para "democratizar el acceso a las artes y la cultura", se presenten por sorpresa en diferentes ciudades del mundo y, en buena parte, "dependerá del clima, la logística y la dimensión del evento", además de la disposición de las personas voluntarias.

Esta invitación "a ser lienzo de artistas de obras inspiradas en Frida Kahlo" va dirigida en esta ocasión sólo a mujeres, pues la obra de la pintora mexicana "es un autorretrato de su vida" y esta iniciativa "un homenaje a ella", precisa.

"Nuestro reto es sacar a las musas del cautiverio", pues "cada ciudadano es un objeto de arte", dice Morales, quien afirma que el proyecto "va a ir creciendo conforme la gente se vaya sumando".

El criterio del ItiMa para elegir plasmar la obra de un pintor sobre un "lienzo vivo" es que se trate de figuras del arte "legendarias" y "de todo el planeta" ya fallecidas.

Después seguirán los "legendarios vivos de todos los continentes", señala el fundador de este "museo para el siglo XXI", con sede en la ciudad suiza de Basilea.

"Al sacar las artes fuera de los museos tradicionales, de las salas de conciertos y de otros espacios convencionales (...), nuestro objetivo es revolucionar el acceso al arte y, en consecuencia, inspirar la creatividad entre las personas de todas las edades y culturas", señala el museo.

Además, "al transformar el cuerpo humano en un lienzo, ItiMa rompe los límites, alienta, protege y defiende la libertad de expresión y aboga por la igualdad social y la diversidad".