El virtual candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Mitt Romney, insistió hoy en que dejó su firma de capital riesgo Bain Capital en 1999 y exigió a la campaña demócrata del presidente, Barack Obama, que deje sus acusaciones "falsas" y "deshonestas" contra él.

En una entrevista con la cadena CNN, Romney defendió que, aunque siguió siendo accionista propietario de la firma Bain Capital, dejó toda responsabilidad de dirección o gestión en ella en 1999.

"Era el dueño, pero no tuve ningún papel en la toma de decisión" a partir de esa fecha, señaló Romney, por lo que no se le puede considerar responsable, como pretenden los demócratas, de las bancarrotas o despidos de trabajadores que Bain Capital provocara en otras empresas posteriormente a esa fecha.