Puerto Rico sueña con un oro histórico en los Juegos Olímpicos de Londres, donde el vallista Javier Culson y el luchador Franklyn Gómez serán dos de los favoritos en sus respectivas disciplinas.

La isla espera al menos regresar al podio olímpico, al que no sube desde los Juegos de 1996 en Atlanta.

Culson fue medallista de plata en los 400 metros con vallas del último mundial de atletismo en Daegu, Corea del Sur, y tiene el mejor tiempo del mundo este año en esa prueba.

Gómez, por su parte, también logró plata en la división de 60 kilogramos de lucha libre en el último mundial de su deporte.

Puerto Rico jamás ha ganado un oro olímpico, y tiene apenas seis medallas, una de plata y cinco de bronce, todas en boxeo.

"Tanto en Javier como en Franklyn se cifran nuestras mayores esperanzas. Pero llevamos un gran nivel de competencia en los deportes en los que vamos a participar", expresó el presidente del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR), David Bernier.

Puerto Rico tiene 24 atletas clasificados en ocho disciplinas. En el boxeo, Félix Verdejo (60 kg), Jantony Ortiz (46-48 kg) y Jeyvier Cintrón (52kg) lucen como los principales candidatos a conseguir medallas, mientras que la judoca Melissa Mojica también aspira a conseguir un buen resultado.

"Tradicionalmente este es el deporte (boxeo) en el que mejor hemos lucido en las olimpiadas", destacó Bernier.

Otra de las esperanzas boricuas, el basquetbol, se esfumó con la eliminación de su selección en los cuartos de final del reciente repechaje mundial en Caracas. Puerto Rico es campeón panamericano de basquetbol en hombres y mujeres.

Sin embargo, tanto la selección masculina como la femenina fallaron en conseguir su pase durante los pasados torneos de repechaje para Londres. Las féminas no pudieron pasar de la primera ronda en el campeonato de Turquía, mientras que los varones decepcionaron al caer en la segunda ronda en Caracas.

En voleibol, Puerto Rico tampoco pudo conseguir boleto luego que el sexteto femenino fracasara en el preolímpico de Norceca en Tijuana, y el masculino corriera la mista suerte en su respectiva competencia en Colorado.

Los Juegos de Londres marcan el regreso de Puerto Rico al escenario donde por primera vez desfiló como nación olímpica, cuando sus atletas marcharon con su propia bandera en los Juegos de 1948.

Puerto Rico es un territorio semiautónomo de Estados Unidos, pero tiene soberanía deportiva.