JPMorgan Chase anunció el viernes que sus inversiones fallidas le costaron este año 5.800 millones de dólares, casi el triple de su cálculo original, y dejó entrever que agentes bursátiles del banco intentaron indebidamente ocultar el problema.

"Esto ha sacudido a nuestra compañía hasta la médula", afirmó el director general Jamie Dimon.

El banco dijo que los gerentes implicados en esas inversiones fallidas fueron despedidos sin indemnización y que pretende revocarles el equivalente a dos años de paga.

JPMorgan Chase informó que perdió 4.400 millones de dólares a consecuencia de esas operaciones de abril a junio. Su director de finanzas señaló que el banco perdió 1.400 millones adicionales en el primer trimestre del año.

Dimon había calculado inicialmente las pérdidas en 2.000 millones de dólares a consecuencia de las inversiones fallidas, dadas a conocer en una sorpresiva teleconferencia que sostuvo el 10 de mayo con analistas de Wall Street.

El banco dijo que una investigación interna, que incluyó correos electrónicos y mensajes de voz, puso en tela de juicio la integridad de los valores colocados por los agentes bursátiles en ciertas inversiones, e insinuó que podrían haber estado tratado de ocultar las pérdidas.

La Comisión de Valores y el Departamento de Justicia no respondieron de inmediato a las solicitudes para que comentaran sobre el particular.

Dimon dijo al Congreso en junio que las operaciones tenían como propósito proteger al banco de posibles riesgos y cubrirlo en caso de que "las cosas se pusieran realmente mal" en la economía global. Sin embargo, las operaciones fueron contraproducentes y perjudicaron la reputación de JPMorgan Chase.

En amplias declaraciones el viernes en torno a las pérdidas, Dimon dijo a los analistas de Wall Street: "No tomamos esto a la ligera".

"No tomamos este error a la ligera, pero sí creemos que se trata de un hecho aislado", agregó.

El banco señaló que en su contabilidad redujo sus ingresos netos del primer trimestre en 459 millones de dólares porque descubrió información que "suscita dudas sobre la integridad" de los valores colocados en ciertos derivados financieros.

Dimon dijo que el banco cerró su división responsable de las inversiones fallidas y puso el resto de esas actividades bajo su división de inversiones bancarias.

En total, JPMorgan dijo que sus ganancias alcanzaron 5.000 millones de dólares, o 1,21 dólares por acción, en el segundo trimestre, que va de abril a junio. La institución había anunciado sus pérdidas por inversiones el 10 de mayo.

Los analistas que había entrevistado FactSet, un proveedor de información financiera, habían previsto que cada acción de JPMorgan ganaría 76 centavos.

Los papeles del banco subieron un dólar, el 3%, y alcanzaron 35,05 dólares después de que Dimon al parecer insinuara que las pérdidas por la operación fueron contenidas. El ejecutivo dijo que la operación tal vez ya no dejará más pérdidas.

___

El periodista de The Associated Press Daniel Wagner contribuyó a este despacho desde Washington.