El presidente de EE.UU. y candidato a la reelección, Barack Obama, pidió hoy a los votantes de Virginia que sigan creyendo en él, en un mitin en el que volvió a defender a la clase media y los logros de su mandato al comienzo de una gira por ese estado que será clave para las elecciones de noviembre.

"No podemos parar. Cuando apostamos por el cambio, el cambio ocurrió", dijo Obama en alusión a la campaña electoral de 2008 durante un mitin en un instituto de Virginia Beach al que asistieron más de 2.000 personas, según fuentes de la organización, en su mayoría mujeres y afroamericanos.

Virginia, un estado tradicionalmente conservador, votó a favor de los demócratas en 2008 por primera vez desde 1964, pero Virginia Beach fue una de las pocas ciudades del estado en las que el entonces candidato presidencial republicano, John McCain, se impuso a Obama.

Hoy en Virginia Beach el presidente volvió a repetir su compromiso con que todos los estadounidenses "tengan las mismas oportunidades" y su discurso en favor de la clase media, presente en sus intervenciones proselitistas desde el año pasado y que se ha ido acentuado conforme se acercan las elecciones del 6 de noviembre.

"Todo el mundo debe pagar su parte justa, jugar bajo las mismas reglas. Eso es lo que creo y por eso estoy luchando por un segundo mandato", subrayó Obama.

También volvió a recordar que en noviembre los ciudadanos tendrán que elegir entre "dos visiones absolutamente diferentes sobre cómo sacar al país adelante": la suya y la de su virtual rival republicano, Mitt Romney.

El mandatario repasó como logros de su mandato el fin de la guerra en Irak, el compromiso para la retirada de Afganistán y la muerte de Osama Bin Laden, a los que ha agregado su polémica reforma sanitaria después de que el Tribunal Supremo se pronunciara a finales de junio a favor de su constitucionalidad.

Además, volvió a defender la propuesta que lanzó este lunes, que consiste en que los recortes de impuestos aprobados durante el Gobierno de su antecesor, George W. Bush, y que vencen en diciembre se prorroguen por un año, pero solamente para las familias que ganan menos de 250.000 dólares anuales.

Mientras, la propuesta económica de Romney "se reduce a rebajas tributarias para los más ricos, incluso si eso significa recortar en educación, infraestructura y beneficios a los veteranos", indicó Obama.

"Si a las pequeñas empresas, a los maestros, a los trabajadores de la construcción y a los bomberos les va bien, entonces al país le va bien. Ésa es mi visión de Estados Unidos", enfatizó.

Asimismo, reiteró que si gana la reelección buscará poner en marcha la reforma migratoria que prometió en 2008.

"Espero que sigan creyendo en mí, porque voy a seguir luchando por ustedes", concluyó Obama.

Antes de su mitin en el instituto de Virginia Beach, el mandatario se reunió en un café con viudas de militares. Virginia tiene muchas instalaciones castrenses y buena parte de la población del estado trabaja en ellas.

Obama dará dos mítines más en Virginia hoy, uno en otro instituto de la ciudad de Hampton y el último en una estación de bomberos en Roanoke.

Este sábado el presidente seguirá su gira electoral por Richmond, la capital de Virginia, un área firmemente republicana en la que él ganó en 2008.