El reconocido percusionista brasileño Naná Vasconcelos, ganador el año pasado de un Grammy Latino, se sumó hoy al Proyecto Gurí, el mayor programa de inclusión musical para jóvenes en Brasil y en el que artistas de renombre participan al lado de los futuros músicos.

"Trabajar con los niños me gustó mucho, pues uno tiene bastante que aprender de ellos, que son el futuro", señaló Vasconcelos a Efe durante el último ensayo antes del espectáculo "Calungá: el mar que separa es el mar que une", que rescata las raíces afrobrasileñas y será presentado en el Auditorio Ibirapuera, de Sao Paulo.

Para Vasconcelos, "el continente africano es la columna vertebral del mundo y la cuna de la expresión cultural que hoy tenemos".

El ganador el año pasado del Grammy Latino al Mejor álbum de música brasileña de raíz expresó su deseo de difundir este tipo de proyectos en países vecinos "que son también muy ricos en su música y cultura".

El espectáculo "Calungá", palabra de origen africano que quiere decir "travesía por el mar", aborda el universo afrobrasileño y evoca el recorrido de los esclavos negros para llegar a Brasil.

"El mismo mar que los separó de su continente, unió a los pueblos y agregó influencias, dejando como herencia la contribución para la formación de la identidad cultural brasileña", destacó la organización del espectáculo en un comunicado.

El músico de 67 años preparó y comandó el espectáculo musical junto a 38 jóvenes que forman parte del proyecto promovido desde hace 16 años por el Gobierno del estado de Sao Paulo en las jornadas extra curriculares de la red de educación pública.

Vasconcelos, que residió varios años en Nueva York y París, donde integró destacados grupos de jazz, visitó durante la semana varias unidades del proyecto, que tiene presencia también en algunas correccionales para menores.

Las presentaciones, todas con entrada gratuita para el público, se extenderán durante el resto del mes en las ciudades paulistas de Sao Paulo, Santos, Sao José dos Campos y Sorocaba.

El Proyecto Gurí, reconocido por diversos organismos internacionales, aborda variados géneros de la música brasileña y mundial y en la actualidad reúne a 55.000 jóvenes de 421 colegios públicos en 333 ciudades de Sao Paulo.

La directora del Proyecto Gurí, Alessandra Costa, dijo a Efe que la iniciativa, "más allá de incentivar la vocación musical de los jóvenes, se convierte en un programa integral para su formación como personas y contribuir con un mejor papel en la sociedad".

Sin embargo, Costa relató que varios de los jóvenes que pasaron por el proyecto decidieron seguir su carrera musical y algunos fueron apoyados con becas de formación en instituciones superiores de Europa, como Bulgaria y España, y Estados Unidos.

El proyecto ya representó a Brasil en diferentes encuentros musicales internacionales, se presentó en 2002 en la Asamblea General de la ONU y los jóvenes actuaron con artistas como el británico Roger Waters, durante un concierto en 2007 en Sao Paulo, y el canadiense Neil Young, en el festival de música SWU de 2011.

Además de Vasconcelos, otros músicos brasileños de renombre participan del proyecto, como Milton Nascimento y Arnaldo Antunes, entre otros.