Los Rockets de Houston dieron de baja el viernes al alero argentino Luis Scola, para liberar más espacio salarial para un movimiento mayor que planean.

Houston utilizó su cláusula de amnistía en Scola, lo que permite que el argentino se vaya sin que el resto de su contrato le pese al equipo en el tope salarial o el impuesto de lujo. Según lo estipula su contrato, el alero ganará 21 millones de dólares en las tres próximas temporadas.

El argentino tuvo promedios de 14,5 puntos y 7,7 rebotes en sus cinco temporadas con los Rockets. Scola recuperó 2.984 rebotes para los Rockets, para quedar en el noveno puesto en la historia del equipo.

Los Rockets han desmenuzado su plantel de 2011-12 en un aparente intento por adquirir en un canje al estelar pivote del Magic de Orlando, Dwight Howard. Al dar de baja a Scola, Houston podría costear los contratos de varios jugadores de Orlando en un posible canje.

Houston ha sido el equipo más activo en transacciones fuera de temporada, juntando activos y haciendo selecciones colegiales para armar un paquete lo suficientemente atractivo para convencer al Magic para que se deshaga de Howard, seis veces jugador del Juego de Estrellas y tres veces jugador defensivo del año. El martes, los Rockets completaron una transacción del base armador Kyle Lowry a Toronto por una primera ronda protegida y finalizó una firma y venta para enviar a Marcus Camby a Nueva York a cambio de dos futuras segundas rondas y otros tres jugadores.

Antes del sorteo, Houston cambió a Chase Budinger y al pivote Samuel Dalembert en acuerdos separados que se convirtieron en dos primeras rondas. Se supone que los Rockets están comprando selecciones para subir en el sorteo.

También se espera que Houston ofrezca contratos al base de los Knicks, Jeremy Lin, y al pivote de los Bulls, Omer Asik.