La capital brasileña abrió su primer Festival Internacional de Cine con la exhibición de "On the Road" de Walter Salles y un homenaje a la actriz danesa Anna Karina, musa del realizador francés Jean-Luc Godard.

"On the Road", basada en la emblemática novela homónima de Jack Kerouac, de la generación Beat de los 50 en Estados Unidos, se exhibió fuera de competencia la noche del jueves en la sesión inaugural del festival.

Esta es la primera vez que Brasilia alberga una muestra competitiva de cine internacional, adicional a su tradicional festival de cine brasileño que se celebra anualmente.

"Es una forma de privilegiar nuevos talentos que ya son muy bien recibidos en el circuito de festivales internacionales pero aún poco conocidos para el público brasileño", dijo a periodistas el director general del festival brasiliense, Nilson Rodrigues.

Habrá 12 cintas en la disputa por premios en cinco categorías: mejor película, mejor dirección, mejor fotografía, mejor actor y mejor actriz, cada uno dotado con 10.000 dólares.

En competencia se exhiben la cubana "Una Noche", la colombiana "La playa DC", la chilena "El año del tigre" y la germano-estadounidense "El planeta solitario", con la actuación del mexicano Gael García Bernal.

"Se tomó en cuenta en la selección, primero, la calidad y en seguida la diversidad geográfica, la diversidad de géneros y la diversidad temática", comentó Rodrigues sobre las obras en competencia.

El jurado estará integrado por la escritora y guionista estadounidense Laura Albert, y el artista plástico Evandro Salles, el cineasta José Eduardo Belmonte, el crítico Pablo Goncalo y la escritora Clara Arreguy, todos brasileños.

En total se proyectarán 50 películas, entre ellas seis con la actuación de Anna Karina, actualmente de 71 años, quien en la década de 1960 participó en varias obras de Goddard, como "Alphaville" de 1965, a presentarse en Brasilia.

Karina estuvo presente en la apertura del festival y tenía previsto participar en coloquios con el público asistente a la retrospectiva organizada en su honor.

El festival incluirá también muestras especiales de cine latinoamericano, africano, independiente estadounidense y de nuevos realizadores europeos, además de una exhibición de cintas animadas.

"Nuestra meta es que en cinco años, el festival sea el más importante de América Latina. Brasilia es la capital del país, es patrimonio de la humanidad, necesitamos grandes proyectos que le hagan honor a la capital", expresó Rodrigues.