El Atlético Mineiro, actual líder del Campeonato Brasileño, pondrá en juego su posición privilegiada en la visita que le hará mañana al Figueirense en partido por la novena jornada de la Liga, que contará con llamativos derbis como Palmeiras-Sao Paulo y Botafogo-Fluminense.

El Mineiro, con 19 puntos tras ocho jornadas, está obligado a vencer a domicilio al Figueirense para mantenerse en la punta debido a que puede ser superado tanto por el Fluminense (18), que el domingo se medirá al Botafogo en un clásico de la ciudad de Río de Janeiro, como por el Vasco da Gama (17), que también el domingo recibirá al colista y frágil Atlético Goianiense.

El líder, que hace dos meses se reforzó con el campeón mundial Ronaldinho Gaúcho, se medirá a un Figueirense animado por el posible debut del mundialista uruguayo Sebastián "El Loco" Abreu, que la semana pasada abandonó el Botagogo, en donde era ídolo, para fichar por el equipo de la ciudad de Florianópolis.

Otros compromisos de la novena jornada que despiertan interés por la tradicional rivalidad son el Internacional-Santos, que tendrán que jugar sin sus respectivas estrellas, los delanteros Leandro Damiao y Neymar, que están concentrados con la selección olímpica brasileña, y el Cruzeiro-Gremio, dos protagonistas que luchan por acercarse a los punteros.

Las expectativas también están centradas en la exhibición del Corinthians, vigente campeón brasileño y que la semana pasada conquistó por primera vez la Copa Libertadores, debido a que el equipo que era señalado como favorito para el título de la Liga este año marcha en el penúltimo lugar con sólo una victoria en ocho partidos.

El Corinthians recibirá el sábado al Náutico y probablemente comenzará a recibir la presión por resultados de sus exigentes hinchas, que, superada la Libertadores, ahora quieren concentración en la Liga.

El Palmeiras, bajo el mando del exseleccionador brasileño Luiz Felipe Scolari y que el miércoles se coronó campeón de la Copa do Brasil y garantizó un billete en la Libertadores del próximo año, se medirá al Sao Paulo en uno de los derbis más tradicionales de la mayor ciudad brasileña.