El juicio al exlíder militar serbobosnio Ratko Mladic se retomará previsiblemente el próximo lunes después de haber sido interrumpido el jueves por problemas de salud del acusado, informó hoy a Efe una portavoz del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) en La Haya.

Mladic tuvo que ser trasladado ayer por precaución a un hospital para someterle a pruebas médicas, pero de momento el TPIY no dispone de más detalles ni de información que pueda divulgar sobre el estado de salud del acusado, indicó la portavoz, Nerma Jelasic.

El exlíder militar serbiobosnio se sintió mal mientras estaba en la Corte y fue atendido por una enfermera antes de ser trasladado a un centro hospitalario para ser sometido a pruebas.

La salud de Mladic, de 70 años, ha sido un asunto constante de preocupación para los magistrados y la Fiscalía y ha planteado dudas sobre la continuidad del juicio.

Desde su detención y traslado a La Haya, el exlíder militar serbobosnio ha sido operado de una hernia inguinal y se ha recuperado de una neumonía.

Además ha trascendido que padece dolencias renales.

El juicio se abrió el pasado mes de mayo y se retomó el pasado 9 de julio tras ser aplazado dos veces por errores de la Fiscalía a la hora de entregar material a la defensa.

Está previsto que las vistas -en las que en la actualidad comparecen los testigos de la acusación- continúen hasta el próximo 20 de julio, cuando el TPIY entrará en un receso estival de tres semanas.

Mladic está acusado de crímenes de guerra y lesa humanidad, entre ellos genocidio, presuntamente cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995).

En particular, el exgeneral serbobosnio está acusado del genocidio de casi 8.000 musulmanes varones en el enclave de Srebrenica en 1995, que entonces estaba protegido por "cascos azules" holandeses.