El Tribunal Constitucional de Tailandia decidió hoy que el plan del gobierno de coalición de reformar la Carta Magna es legal, un fallo que despeja la amenaza de disolución que se cernía sobre el partido gobernante en caso de haber sido declarado culpable de transgredir la ley.

No obstante el Tribunal se pronunció a favor de convocar un referendo para que la población exprese si respalda la reforma constitucional.

En una vista que apenas duro media hora, el Tribunal señaló que no existen evidencias de que las enmiendas que la formación de la primera ministra Yingluck Shinawatra pretende hacer en la Carta Magna supongan una amenaza para la continuidad de la monarquía, según la lectura del fallo seguida por Efe.

La oposición liderada por el Partido Demócrata y varias agrupaciones políticas aliadas denunciaron ante el Tribunal que la reforma de la Carta Magna planteada por la coalición gobernante era una estrategia para acabar con el sistema de monarquía constitucional, que rige en Tailandia desde 1932, cuando fue abolido el absolutismo.

La actual Constitución fue aprobada en 2007, tras el golpe militar que depuso al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, hermano mayor de la actual mandataria, y es considerada antidemocrática por el partido gobernante.

Tailandia atraviesa una crisis política desde la asonada que derrocó a Thaksin y que ni el tiempo ni los distintos gobiernos formados desde entonces en elecciones democráticas han logrado solucionar.

Los incidentes más graves se produjeron durante los meses de marzo y mayo de 2010, cuando miles de los llamados "camisas rojas", que ahora abogan por reformar la Constitución, se hicieron con el control del centro de Bangkok con una movilización que terminó con un saldo de 92 muertos y más de 1.800 heridos.

Tailandia ha tenido cerca de una veintena de constituciones desde que desapareció la monarquía absolutista.