El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, está seguro de que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y su primer ministro, Salam Fayad, quieren "sinceramente" alcanzar un acuerdo de paz con Israel.

Así lo señaló en una entrevista que publica hoy el diario israelí "Haaretz" en su edición digital y efectuada el pasado lunes, durante su visita a la zona, en la que se entrevistó con líderes israelíes y palestinos.

"La preocupación en Europa es auténtica. El conflicto palestino-israelí dura demasiado. Estuve en Ramala y soy consciente de las dificultades del diálogo, pero el presidente Abás y el primer ministro Fayad, con quien mantuve conversaciones muy francas, quieren real y sinceramente la paz con Israel. No tengo dudas de eso. Debemos aprovechar esta oportunidad", declaró.

Barroso recordó que "Israel es la parte fuerte en el conflicto, mientras que los palestinos se sienten humillados" y subrayó que el "statu quo no podrá continuar indefinidamente".

"Para evitar estallidos de violencia, tienen que darse pasos generosos a fin de traer la paz (...) Soy consciente de que ahora mismo no es la máxima prioridad para la opinión pública israelí, pero hay una necesidad urgente de liderazgo y sabiduría estratégica", añadió.

El presidente de la Comisión Europea recalcó la posición comunitaria de condena de la expansión israelí de sus asentamientos en territorio palestino ocupado, que "deben acabar", así como la "gran importancia" que concede a los "aspectos legales y al derecho internacional".

Barroso concluyó el martes su visita a Israel y Cisjordania, en la que exhortó a los líderes de ambas partes a reanudar el diálogo de paz, paralizado desde septiembre de 2010, apenas tres semanas después de su inicio.

El exprimer ministro portugués fue investido doctor Honoris Causa por la Universidad de Haifa (norte de Israel) y se entrevistó con el presidente israelí, Simón Peres, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y los citados dirigentes palestinos.

Era su primera visita al lugar desde que fue elegido presidente de la Comisión Europea en 2004.