El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, afirmó hoy que el éxito de las políticas de austeridad puestas en marcha en el seno de la UE depende de que sean distribuidas de forma justa entre la sociedad.

Almunia, que evitó pronunciarse en concreto sobre las últimas medidas adoptadas en España, sostuvo que "el reparto equitativo de los esfuerzos y la contribución a los ajustes es una condición necesaria para que estos programas tengan éxito".

El comisario europeo, en declaraciones a los periodistas tras participar en Lisboa en una conferencia sobre la nueva Ley de Competencia lusa, consideró imprescindible la adopción de reformas.

Pero la contestación social a esas medidas se debe, al menos en parte, a desequilibrios en la distribución de los sacrificios, matizó.

"Los ciudadanos piensan que hay quienes no están haciendo esfuerzos y que, en contraste, hay otros que sin tener la culpa de la crisis están obligados a hacer demasiados", aseguró.

En su opinión, diferentes sectores sociales también se muestran contrarios a las medidas de austeridad "porque ven que no son suficientemente consultados sobre las decisiones adoptadas por los gobiernos o porque los ajustes no son explicados con suficiente claridad".

Interrogado sobre el último paquete de medidas del Gobierno español -que está previsto que apruebe hoy el Consejo de Ministros-, el comisario europeo señaló que esperará a que sea oficialmente aprobado para analizarlo en profundidad.

No obstante, Almunia valoró los ajustes económicos realizados en España en los últimos dos años para atajar la crisis.

"El sentido general de los ajustes y las reformas que tanto el Gobierno anterior como éste vienen desarrollando en los últimos dos años son estrictamente necesarios para superar los desequilibrios de la economía española", afirmó.

Además, agregó, contribuyen "a mejorar la situación de la zona euro y a lograr cuanto antes regresar a la senda del crecimiento y el empleo".

"En España, Portugal y otros países europeos hay una política muy centrada en el sistema financiero, ya que si los bancos no son reestructurados y no son capaces de dar crédito a la economía real no se podrán conseguir los objetivos que pretenden las medidas adoptadas", explicó Almunia.

El responsable de Competencia en la UE recordó que todos los países que atraviesan dificultades por exceso de endeudamiento y bajo crecimiento económico necesitan reformas.

"Otra cosa es la opinión que le merezca una medida concreta a una fuerza política o a los ciudadanos, ahí no voy a entrar", subrayó.

Para Almunia, la recuperación económica será "imposible de asegurar" si los niveles de deuda no se vuelven a situar en niveles "sostenibles y bajo control".