Wall Street abrió hoy en terreno negativo en sintonía con el resto de bolsas mundiales y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendía el 0,79 % pese a la caída de las solicitudes de subsidio por desempleo en EE.UU. la semana pasada hasta su nivel más bajo en cuatro años.

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice restaba 98,99 puntos hasta las 12.505,54 unidades, con lo que se encaminaba a encadenar seis sesiones consecutivas en números rojos un día después de haber descendido el 0,38 % tras diluirse las esperanzas de más estímulo monetario por parte de la Reserva Federal de EE.UU.

Mientras tanto, el selectivo S&P 500 descendía el 0,98 % (-13,2 puntos) hasta 1.328,25 enteros y el índice compuesto del mercado tecnológico Nasdaq cedía el 1,29 % (-37,38 unidades) hasta 2.850,6.

Las pérdidas generalizadas con las que cerraron las bolsas asiáticas y que se hacían a esta hora con los mercados europeos pesaban sobre el parqué neoyorquino, donde los descensos eran más pronunciados en los sectores tecnológico (-1,46 %), financiero (-1,42 %) y energético (-1,28 %).

La tendencia bajista que llegaba desde el otro lado del Atlántico provocaba que los inversores neoyorquinos no pudieran celebrar que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en EE.UU. se redujera en 26.000 y se ubicase la semana pasada en 350.000, el nivel más bajo en cuatro años, según el Departamento de Trabajo.

Los inversores también están a la espera de que se conozcan mañana los datos sobre el crecimiento del producto interior bruto (PIB) de China en el segundo trimestre del año y dos importantes resultados empresariales en EE.UU. como son los de los bancos JPMorgan Chase (-1,19 %) y Wells Fargo (-1,26 %).

Tan solo cuatro de los treinta componentes del Dow Jones se colocaban a esta hora en terreno positivo, liderados por la farmacéutica Merck (3,98 %) y el fabricante de productos para el hogar Procter & Gamble (3,55 %).

En el lado de las pérdidas de ese índice destacaban la tecnológica Hewlett-Packard (-2,49 %), el grupo 3M (-2,36 %), la también tecnológica Intel (-2,28 %), la financiera American Express (-2,08 %) y la tecnológica Cisco (-2,01 %), seguidas por otra decena de compañías con pérdidas superiores al punto porcentual.

En el mercado Nasdaq destacaban también los descensos del buscador Google (-0,92 %), el gigante tecnológico Apple (-1,15 %) y el portal Yahoo (-1,14 %), mientras que la red social Facebook subía el 1,03 %.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 84,54 dólares por barril, el oro descendía a 1.557 dólares la onza, el dólar ganaba terreno ante al euro (se cambiaba por 1,2190 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años retrocedía al 1,49 %.