Una recién formada depresión tropical se transformó el jueves en tormenta tropical frente a la costa mexicana del Océano Pacífico, donde podría convertirse en huracán, pero se espera que se mantenga muy alejado de zonas habitadas.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, dijo que el meteoro, Fabio, tenía vientos máximos sostenidos de unos 65 kilómetros por hora (40 mph).

El vórtice de Fabio estaba a unos 680 kilómetros (425 millas) al sur-suroeste del puerto de Manzanillo, México, y se movía hacia el oeste a unos 15 kph (9 mph).

Aún más mar adentro, el huracán Emilia tenía vientos máximos sostenidos de 185 kph (115 mph), pero se esperaba que se debilite gradualmente en el día.

El ojo de Emilia estaba a unos 1.485 kilómetros (925 millas) al suroeste del extremo meridional de la península de Baja California, México, y se movía al oeste a 19 kph (12 mph).