La campaña de Mitt Romney rechazó hoy las informaciones de un diario de Boston que sostiene que el virtual candidato republicano a la presidencia de EE.UU. se mantuvo, tres años más de lo que había asegurado, como responsable de la firma de capital de riesgo que fundó.

El artículo del diario Boston Globe señala que Romney siguió actuando como consejero delegado de la firma de capital de riesgo "Bain Capital" después de 1999, llegó a firmar acuerdos de inversión e ingresó de al menos 100.000 dólares por su rol ejecutivo en la empresa.

El diario se basa en registros de la Comisión del mercado de valores (SEC) que mencionan a Romney como "accionista único, presidente, consejero delegado y ejecutivo".

La revelación pone en tela de juicio el argumento del exgobernador republicano, quien asegura que dejó la empresa en febrero de 1999, por lo que no es responsable de las compañías que bajo la tutela de Bain Capital fueron a la bancarrota o despidieron trabajadores, como le había acusado el equipo de campaña del presidente y rival demócrata, Barack Obama.

Los responsables de campaña de Romney aseguraron hoy que el artículo no es riguroso, ya que ha quedado probado que el republicano abandonó la firma en 1999 para hacerse cargo de la presidencia del comité organizador de los Juegos Olímpico de Invierno de Salt Lake City.

Según indicó uno de los consejeros de Romney a la publicación Político, "no estuvo involucrado en ninguna decisión de inversión y solo aparecía en los documentos del regulador del mercado de valores (SEC) porque era técnicamente el propietario".

Los demócratas y la campaña de Obama no han tardado en volver a atacar a su rival por ser "el candidato con más secretos desde la carrera presidencial de Richard Nixon".

El pasado de Romney como ejecutivo de inversiones y sus verdaderos ingresos de capital son uno de los puntos débiles que los demócratas intentan explotar para debilitarlo de cara a las elecciones de noviembre.

"Hay una enorme nube sobre el historial de Mitt Romney por su gusto por los secretos y por oponerse a ser transparente y abierto con el pueblo estadounidense", según dijo en una teleconferencia hoy Stephanie Cutter, responsable de campaña de Obama.

Los demócratas han basado gran parte de sus ataques contra Romney en que Bain Capital promovió la transferencia de empleos al extranjero y despidos, mientras que Obama se presenta a sí mismo como el abanderado de los empleos en Estados Unidos.