Pierre Rolland ganó el jueves la etapa alpina más difícil del Tour de Francia, mientras que Bradley Wiggins superó al campeón Cadel Evans en el ascenso final para aumentar su ventaja en la clasificación general.

Rolland le dio al equipo Europcar su segundo triunfo consecutivo, luego del recorrido de 148 kilómetros en los Alpes desde Alvertville hasta el centro de esquí de La Toussuire.

El francés cronometró 4 horas, 43 minutos, 54 segundos, y superó por 55 segundos a su compatriota Thibaut Pinot. El británico Christopher Froome cruzó la meta tercero, con el mismo tiempo.

Wiggins y otros dos candidatos al título, el belga Jurgen Van Den Broeck y el italiano Vincenzo Nibali, llegaron dos segundos después.

"Llevo seis meses soñando con esta etapa... recibí un montón de mensajes esta mañana diciéndome 'es tu momento, es tu momento''', comentó Rolland. "Es mi segunda victoria en los Alpes en dos años, no tengo palabras para describir esta sensación".

Rolland ganó a pesar de resbalarse en un choque en el último descenso.

"Eso no me iba a detener", afirmó.

Wiggins y sus compañeros del equipo Sky, entre ellos Froome, contrarrestaron los ataques de los otros candidatos al maillot amarillo en los tres ascensos importantes. Evans perdió el segundo puesto en la clasificación — y quizás su oportunidad de repetir el título — tras ceder más de un minuto ante Wiggins.

Evans arrancó la etapa a 1:53 de Wiggins, quien afirmó que sintió "alivio" en los últimos kilómetros.

La carrera continúa el viernes en los Alpes, con una ruta de 225,3 kilómetros desde Saint-Jean-De-Maurienne hasta Annonay Davezieux.