La Audiencia Provincial de Palma de Mallorca (Mediterráneo español) rechazó hoy citar como imputada a la infanta Cristina, hija menor del rey de España, en la investigación sobre el caso de corrupción que afecta a Iñaki Urdangarin, su esposo.

La imputación había sido pedida por el sindicato ultraderechista Manos Limpias en calidad de acción popular, a la que el juez criticó hoy en su auto por actuar con "demagogia".

En su día, el juez instructor del gran caso de corrupción conocido como Palma Arena, José Castro, había rechazado ya por dos veces imputar a la infanta en esta pieza judicial.

En ella se investiga el supuesto desvío de fondos públicos de las regiones de Baleares y Valencia cuando Urdangarin presidía el instituto Nóos, una entidad supuestamente sin ánimo de lucro.

En esas ocasiones, el magistrado desestimó la imputación de la esposa de Urdangarin porque en ese momento no se había "constatado" la existencia de indicios de criminalidad contra ella, posición compartida también por las Fiscalía Anticorrupción.

Según informaron a Efe fuentes del caso, la Audiencia apoyó hoy los argumentos esgrimidos por Castro para rechazar la imputación y considera que son exhaustivos y razonados.

Según la Fiscalía Anticorrupción española, Urdangarin y su socio Diego Torres recibieron a través de Nóos casi seis millones de euros (cerca de ocho millones de dólares) entre 2004 y 2007 gracias a contratos con varias administraciones públicas, sobre todo los Gobiernos regionales de Baleares y Valencia.

Urdangarin está imputado en los supuestos delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental, fraude a la Administración y prevaricación.

El pasado diciembre fue apartado por la Casa Real española de todas las actividades oficiales, en vísperas de su imputación.