El delantero argentino Maxi López, exjugador del Barcelona y del River Plate, se mostró hoy dispuesto a dar el máximo en su nueva etapa en el Sampdoria italiano, club al que llega ahora cedido por el Catania, tras haber pasado la segunda parte de la pasada campaña en el Milán.

"Quiero agradecer al presidente, al club, que me han dado una gran confianza. Estoy muy contento. Tengo unas ganas enormes de jugar, de hacer piña y de exhibirme. Querría ser uno más y haré todo lo posible para hacer feliz a la gente", dijo López durante su presentación en Génova, en declaraciones que recoge la web del Sampdoria.

"Espero poder regalar mucha alegría a la gente del Sampdoria. Quiero responder a su buena acogida con muchos goles. Quiero dar el máximo para nuestros aficionados", agregó.

Según ha informado el club genovés, Maxi López llega al Sampdoria en virtud de una cesión con opción a compra acordada con el Catania, el actual propietario de la ficha del delantero y que ya lo cedió el pasado enero al Milán, sin que este finalmente ejerciera su derecho de adquisición definitivo al terminar la temporada.

Algunas indiscreciones que citan los medios de comunicación italianos cifran la cesión en 2,5 millones de euros que el Sampdoria tendrá que abonar al Catania y en 6 millones de euros la posible adquisición definitiva de la ficha del jugador a finales de temporada.

Maxi López (Buenos Aires, 1984), que jugará ahora en un Sampdoria que vuelve a la Primera División del fútbol italiano, ha pasado por varios campeonatos de fútbol, como el argentino (River Plate), el español (Barcelona y Mallorca), el ruso (FC Moscú) y el brasileño (Grêmio), desde donde llegó en 2010 al Catania siciliano.