El español Marc Márquez (Suter) va a tener una nueva oportunidad de continuar su carrera meteórica hacia su primer título mundial de Moto2 este fin de semana en el circuito italiano de Mugello, en donde ya sabe lo que es ganar y en el que Maverick Viñales (FTR Honda) necesita enmendar el "traspiés" que sufrió la semana pasada en Alemania.

Márquez, a pesar de no coger un sólo punto en la carrera de Francia, es líder del campeonato del mundo nada menos que con 43 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el también español Pol Espargaró, al que en el trazado germano de Sachsenring le tocó sufrir de lo lindo para acabar enjugando todos los pesares con una más que reconfortante cuarta posición.

Pero Márquez es piloto de fallar poco y a sus cuatro victorias en la presente temporada suma una eficacia tal que suceda lo que suceda en entrenamientos al final siempre está delante en carrera y salvo el percance que le dejó sin puntuar en Francia, sus peores resultados de la temporada son sendas terceras posiciones en Cataluña y Gran Bretaña.

Tras él hay un trío de pilotos muy igualado que espera ávido el más mínimo fallo del líder del mundial para endosarle una derrota, como sucedió en Jerez y Silverstone, en donde ganó Pol Espargaró, en Le Mans, en donde la victoria fue del suizo Thomas Luthi (Suter) o en Montmeló, en donde el triunfo fue para el italiano Andrea Iannone (Speed UP).

Ellos son los que más cerca se encuentran del rendimiento de Márquez, si bien hay otra serie de pilotos a los que sólo les falta dar un pequeño salto de calidad para encontrarse al nivel de sus rivales, como es el caso de los ingleses Scott Redding (Kalex) y Bradley Smith (Tech 3), el finlandés Mika Kallio (Kalex) o el sanmarinense Alex de Angelis (FTR).

El circuito alemán de Sachsenring significó romper una racha de tres victorias consecutivas para el español Maverick Viñales (FTR Honda), quien además perdió el liderato del mundial de Moto3 al no sumar ni un solo punto frente al local Sandro Cortese (KTM), nuevo líder con 18 puntos de ventaja.

Las complicadas condiciones climatológicas le jugaron una muy mala pasada a Viñales en Alemania, algo que probablemente no se produzca en Italia, por lo que el piloto español contará con poder enjugar en Mugello algo de la ventaja conseguida por Cortese en "su" territorio, aunque en su pelea se pueden meter otros contendientes.

El español Héctor Faubel experimentó una notable mejoría en Alemania, a pesar de los problemas que tuvo en la salida y que le obligaron a remontar desde la última posición hasta la séptima, pues en caso contrario bien habría optado al podio el piloto de la escudería Mapfre, que con su compañero de equipo Alberto Moncayo cuenta con nuevos materiales tanto del chasis Kalex como del motor KTM, cuya nueva unidad parece ser muy del agrado de los pilotos.

Uno de los problemas que tenía el motor KTM era la aceleración desde baja velocidad y por el resultado conseguido por Cortese y las palabras de muchos de los pilotos que lo equipan en sus motos, ese inconveniente se ha solucionado a la perfección.

La relación de candidatos a la victoria o cuando menos al podio es mucho más amplia en Moto3, si bien hasta la fecha sólo cuatro pilotos se han subido a lo más alto, Sandro Cortese, Maverick Viñales, el italiano Romano Fenati (FTR Honda) y el francés Louis Rossi (FTR Honda).