Nueva York dio hoy luz verde al primer aumento en seis años de las tarifas de los populares taxis amarillos que circulan por la Gran Manzana, que se han convertido en todo un símbolo de la ciudad de los rascacielos.

La Comisión municipal de Taxis y Limusinas de Nueva York aprobó por seis votos a favor, dos en contra y una abstención un aumento de las tarifas del 17 % y un recargo adicional de siete dólares para los trayectos con origen y destino el aeropuerto John F. Kennedy.

La bajada de bandera seguirá costando 2,50 dólares y a partir de septiembre cada unidad que marque el taxímetro pasará de cuarenta a cincuenta centavos, mientras que otros sesenta centavos de cada carrera se destinarán a un fondo de salud para los conductores.

"Hoy los taxistas se llevan a casa una media de 130 dólares por cada turno de doce horas y sin beneficios. Creo que la gente puede entender que ya era hora de un incremento", afirmó el comisionado de Taxis y Limusinas, David Yassky.

El director ejecutivo del sindicato de taxistas de Nueva York, Bhairavi Desai, celebró el aumento de las tarifas y dijo que "es una nueva evidencia de que la gente trabajadora puede seguir ganando en esta sociedad".

Se calcula que en la actualidad circulan por las calles de la Gran Manzana unos 13.000 taxis de color amarillo, cuyas licencias ("medallones") oscilan entre los 700.000 y los 900.000 dólares.

En mayo pasado las autoridades aprobaron un proyecto por el que los taxis sin licencia, negros, sin taxímetro y a cuyo servicio se accede previa llamada telefónica con un precio pactado, pasarán a ser de color "verde manzana".

La flota de esos taxis "verde manzana" estará compuesta por unos 18.000 vehículos, y dará servicio a los barrios de Brooklyn, Queens, El Bronx, Staten Island y el norte de Manhattan, según se puede ver en la página web del ayuntamiento.

Nueva York siempre ha estado relacionado en el imaginario colectivo de millones de personas en el mundo con el amarillo de sus taxis, como el de la película como 'Taxi driver', de Martin Scorsese.