La radiodifusora BBC World Service transmitió su último boletín noticioso desde la Bush House en el centro de Londres para mudarse a otro local tras más de siete décadas en su histórica sede.

Mark Thompson, director general de la BBC, leyó la última transmisión.

El funcionario elogió la Bush House como "un faro perdurable de verdad y objetividad" y recordó que fue escenario de algunos de los momentos más destacados en la historia de la BBC.

El servicio radiofónico se radicará en la Broadcasting House en la calle Oxford como parte de una iniciativa de consolidación de oficinas.