La producción industrial en la zona del euro aumentó en mayo un 0,6 % en comparación con el mes anterior y un 0,5 % en toda la UE, según los datos divulgados hoy por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística.

En España, la producción industrial mejoró un 0,9 % en mayo en comparación con abril.

En términos interanuales, la producción industrial descendió un 2,8 % en los países del euro y un 2,3 % en el resto de la Unión, mientras que en España cayó un 6,1 %.

Por países y en términos mensuales, la producción industrial avanzó en 14 y retrocedió en 8.

Los aumentos más significativos tuvieron lugar en Portugal (4,1 %) y Suecia (2 %), frente a las mayores bajadas en Lituania (16,3 %) y Eslovenia (3,2 %).

En comparación con mayo de 2011, la producción industrial subió en 7 y cayó en 14, con Letonia (6 %), Irlanda (4,4 %) y Polonia (2,6 %) a la cabeza de los países que registraron incrementos, y en el extremo contrario Lituania, con un descenso del 14,8 %; Dinamarca, del 9,2 %, y Italia del 6,9 %.

Por sectores, la producción industrial de energía experimentó una bajada mensual del 2,3 % en los socios del euro y del 1,7 % en el conjunto de los Veintisiete.

A su vez, los bienes de consumo duraderos aumentaron un 0,5 % en la zona euro y 0,8 % en la Unión.

En la misma línea, los bienes no duraderos también experimentaron una mejora mensual de un 1,7 % en la zona del euro y un 2,2 % en la UE.

La producción de bienes intermedios, por su parte, creció un 0,3 % tanto en la zona del euro como en la UE, al igual que la de bienes de inversión que hizo lo propio en un 0,9 % en ambas zonas.

En términos interanuales, la producción de energía mostró números negativos con una caída de 1,6 % en la zona euro y un 2,5 % en la UE, al igual que los bienes de inversión los cuales decrecieron un 1,9 % y un 1,4 %, respectivamente.

Los bienes intermedios disminuyeron un 3,9 % en el área de la moneda única y un 3,3 % en el conjunto de la UE y los no duraderos perdieron un 2,1 % en la zona euro y un 1,3 % en la Unión.

Los de consumo duraderos fueron los que más sufrieron con una bajada del 6,4 % en la zona del euro y en un 4,4 % en los Veintisiete.