La prima de riesgo española cayó hoy un punto básico en la apertura de la sesión y se colocó en 530, aliviada aún por las nuevas medidas de ajuste anunciadas ayer por el Gobierno español para ahorrar 65.000 millones de euros antes de finales de 2014.

Entre esas medidas, esperadas por el mercado y que han contado con la aprobación de la Comisión Europea, destacan un alza del IVA, que será de hasta el 21 % para el general y de hasta el 10 % para el reducido, además del recorte de la prestación por desempleo o la suspensión de la paga de Navidad de los funcionarios este año.

Todo esto hizo caer ayer más de 18 puntos la prima de riesgo española, determinada por la diferencia entre el interés del bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, al tiempo que la Bolsa avanzó el 1,17 %, especialmente por los grandes valores.

El interés del bono español se situó hoy en el 6,57 % a primera hora, algo más bajo que el 6,58 % de ayer, en tanto que el alemán ofrecía un rendimiento de sólo el 1,27 %, que no varió respecto al precedente.