El legendario Michael Jordan salió hoy al paso de los reparos del escolta Kobe Bryant al 'Dream Team' que se hizo célebre en los Juegos Olímpicos de 1992, y auguró un gran futuro para los Bobcats de Charlotte, equipo del que es accionista mayoritario.

Bryant afirmó que el equipo de Estados Unidos que disputará los Juegos Olímpicos de Londres es "superior" al del 'Dream Team' de Barcelona'92.

"Sólo me pudo generar una enorme carcajada su comentario. Creo que no era serio lo que dijo y además su argumento fue incorrecto tanto en los hechos como en la realidad", dijo Jordan.

"Fuimos un equipo único y ganaríamos a cualquier rival actualmente, como lo hicimos en el 92", afirmó.

"Comparar ambos equipos no ha sido la cosa más inteligente que ha podido hacer Kobe (Bryant)", apostilló.

Jordan sostuvo que el argumento de la edad esgrimido por Bryant para concluir que el actual equipo es mejor que el de Barcelona'92 no tenía sentido ni era es cierta ya que la mayoría de los jugadores no habían cumplido los 30 años.

"Cuando se tiene esa edad estás en la plenitud de tu carrera profesional y para nada se cuestiona el elemento atlético", valoró Jordan.

Para Jordan, los reparos de Bryant al 'Dream Team' deben tener como objetivo legitimar su propio 'Dream Team'.

"Lo único que puedo decir es que dentro de nuestro equipo hubo once miembros del Salón de la Fama, y cuando el actual equipo los tenga también, entonces me preguntarán cual de los dos era el mejor", señaló.

Sobre el futuro de los Bobcats reconoció que la pasada temporada le tocó vivir una experiencia poco común y nada fácil como fue la de sufrir la "humillación" de la derrota.

"Obviamente, soy un competidor, y nunca deseo estar en los libros de las marcas perdedoras", admitió Jordan, ganador de seis títulos de liga con los Bulls de Chicago.

"Ahora trato de establecer una cultura fuerte dentro del equipo y pienso que tenemos al personal indicado para hacerlo", precisó.

El primero es el entrenador Mike Dunlap, que llega del baloncesto universitario para reconstruir una franquicia que la pasada temporada consiguió sólo siete triunfos y 66 partidos. El peor porcentaje perdedor en la historia de la liga.

Sin embargo, Jordan cree que Dunlap está capacitado para desarrollar todo el talento que hay dentro de la plantilla como son los jugadores el escolta Gerald Henderson, el base Kemba Walker y el pívot congoleño Bismack Biyombo.

Además la llegada de los novatos Michael Kidd-Gilchrist y Jeffrey Taylor también mejora el potencial de futuro del equipo que podrá alcanzar la serie final, dependiendo del tiempo que necesiten para desarrollarse los nuevos talentos.

Otro cambio importante es la salida del base D.J. Augustin al que no le ofrecieron una oferta para que continuase después de convertirse en agente con restricciones y tiene todo ya listo para fichar por dos temporadas a Ramon Sessions, que el año pasado jugó con los Cavaliers de Cleveland y Los Ángeles Lakers.

"Mike (Dunlap) es el profesional perfecto para trabajar con los jóvenes valores y que cada día vayan a más en su desarrollo como profesionales", subrayó Jordan.

Jordan dijo sentirse muy contento y satisfecho con la adquisición del escolta-alero novato Kidd-Gilchrist, elegido como número dos en el pasado sorteo universitario, y al que ya compara como a su excompañero de equipo con los Bulls, Scottie Pippen, dado que tiene la habilidad de hacer diferentes cosas a ambos lados del campo y todas "muy bien".

Jordan admitió que la mala temporada del año pasado, en gran parte fue culpa de él, aunque se dieron todo tipo de circunstancias que fueron adversas al equipo.

"La realidad es que ese tipo de situaciones se dan y lo más importante ahora es que estoy convencido que vamos a tener un gran equipo y un futuro brillante", subrayó Jordan.