La nueva ley que exige un documento de identificación a los votantes de Texas afectaría a los electores de las minorías más que a los de raza blanca, afirmó el jueves un testigo del Departamento de Justicia experto en procesos electorales.

Steven Ansolabehere, profesor de la Universidad de Harvard y experto en estadísticas y elecciones, testificó que su estudio muestra que la ley aprobada por la Legislatura de Texas en 2011 — que exige que los votantes presenten una identificación oficial con fotografía expedida por el gobierno — es más propensa a afectar a los electores negros e hispanos que a los blancos.

Abogados de las autoridades de Texas argumentan que la metodología de Ansolabehere es deficiente.

Se prevé que Ansolabehere sea el último testigo que se presente en un juicio de una semana ante una comisión de tres jueces federales en Washington sobre la ley de identificación. El Departamento de Justicia bloqueó en marzo la nueva ley de Texas con base en la Ley de Derecho al Voto. Texas demandó posteriormente al Departamento de Justicia.