El Museo Arqueológico de Tirana, que alberga la mayor colección de objetos arqueológicos de Albania, sigue utilizando para los visitantes los billetes de entrada de la época comunista de hace más de 20 años.

Sobre un papel blanco adornado con motivos etnográficos rojos figura escrito con letras negras, Billete de entrada, y a continuación, "Comité de Cultura y Artes", una institución que dejó de existir tras la caída del comunismo en 1991.

Abajo aparece el precio de un dólar estadounidense, la moneda más cotizada durante el régimen dictatorial de Enver Hoxha, que convirtió a Albania durante cuarenta años (1944-1985), en el país más aislado de Europa.

"No es una sorpresa", indicó a Efe Ilir Zaloshnja, un empleado que lleva 40 años trabajando en el museo y que precisó que debido a los escasos visitantes, en su mayoría turistas extranjeros, no se han agotado aún las reservas de los antiguos billetes imprimidos durante el comunismo.

Además, destacó la falta de fondos para imprimir nuevas entradas.

En la puerta de acceso al museo está escrito a mano el precio actual de 100 lek (poco menos de un dólar) del billete.

La última reestructuración del museo, donde están expuestos 2.000 objetos arqueológicos, desde el Paleolítico hasta la ocupación medieval otomana, se hizo en 1982, es decir nueve años antes de llegar la democracia.