El Consejo Nacional Electoral (CNE) propuso hoy a los candidatos a la Presidencia de Venezuela que suscriban un acuerdo de aceptación de los resultados de los comicios del próximo 7 de octubre y rechazó "categóricamente" cualquier acto de violencia que perturbe la actual campaña proselitista.

En una comparecencia ante periodistas, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, propuso a los siete candidatos, encabezados por el presidente Hugo Chávez y el opositor Henrique Capriles, que suscriban el próximo martes un acuerdo de tres puntos que prevé, especialmente, el reconocimiento de los resultados y su no desconocimiento en los días posteriores a la votación.

Según el documento, leído por Lucena, los candidatos se comprometerían a "reconocer los resultados emitidos por el poder electoral, única autoridad legítima y competente en la elección presidencial del 7 de octubre de 2012" como "expresión perfecta de la soberanía del pueblo venezolano ejercida a través del sufragio".

Asimismo, a "actuar en estricto cumplimiento de la Constitución, las leyes y las normativas electorales que rigen el proceso electoral".

"Competir y ofrecer nuestras mejores acciones y las de nuestros seguidores en un clima de respeto, paz y participación democrática para que durante la campaña electoral, la elección del 7 de octubre y los días posteriores a esta no se desconozca o interfiera en la voluntad del pueblo con hechos de violencia o de cualquier tipo que atenten contra el bienestar del país", concluye el documento.

Lucena explicó que el acuerdo queda a disposición de los aspirantes, quienes pueden presentarse ante ese organismo y firmarlo en un acto que prevén desarrollar el próximo martes.

Sin embargo, el rector del CNE Vicente Díaz señaló a los periodistas que no acompañó el acuerdo por considerarlo "pírrico" e "incompleto" y cuestionó que no se invitara a suscribirlo al Gobierno, al que señaló de participar en la campaña.

"No se está incluyendo en el acuerdo a quien viene participando activamente en la campaña electoral", aseguró Díaz al referirse al Gobierno, y reclamó que se están usando "los medios oficiales" y "los recursos públicos" para difundir mensajes de promoción de los programas de Gobierno.

Indicó que han recibido denuncias de que se usan camiones de instituciones oficiales para retirar la publicidad de un candidato y pegar "de otro" y que una barricada policial impidió el acceso de Capriles a una barriada caraqueña, en un hecho que portavoces del Gobierno explicaron que se hizo para evitar violencia.

Por otra parte, Lucena llamó a los candidatos a que "prevalezca el clima de tranquilidad y de paz" en la campaña que concluirá el 4 de octubre, tres días antes de las votaciones.

Detalló que el CNE propiciará encuentros con los comandos de campaña y el Ministerio del Interior y Justicia o autoridades regionales para "establecer los mecanismos" que permitan la organización de las actividades, entre otras.

Lucena llamó el lunes pasado a los candidatos y a sus equipos a llevar la campaña "en paz", tras denuncias de la oposición sobre una barricada policial que impidió un acto y del oficialismo en torno a ataques a sus seguidores.

Aludió así a una denuncia de Capriles, quien aseguró que se le impidió realizar un acto que tenía previsto el sábado en el populoso barrio caraqueño de La Vega por una "barricada" de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Mientras el Comando Carabobo, que respalda la candidatura de Chávez, denunció que durante una visita de Capriles al estado Monagas (este) militantes del chavismo fueron atacados por opositores.