Un equipo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) viajó hoy a algún lugar del departamento colombiano del Cauca para recoger a los dos tripulantes del avión militar que cayó a tierra el miércoles cuando apoyaba operaciones contra las FARC, dijeron fuentes del organismo en Bogotá.

La asesora de comunicación pública de la delegación del organismo en la capital colombiana, María Cristina Rivera, dijo a Efe por teléfono que no sabe si los aviadores sobrevivieron al siniestro.

"Lo único que puedo decir es que fuimos contactados (por guerrilleros), recibimos una solicitud y hay un equipo que se está trasladando a un punto indicado", precisó Rivera, sin ofrecer más detalles.

Rivera señaló que fueron guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) las personas que se pusieron en contacto con la Cruz Roja para que fueran por los militares.

Como intermediario neutral, el CICR ha desplazado un equipo hacia el lugar señalado por el grupo armado, continuó Rivera, quien enfatizó que el organismo ya notificó a las autoridades de esta operación humanitaria.

El equipo fue conformado por la sección del CICR en Popayán, la capital del Cauca, de donde partió hoy por la mañana con destino al lugar en el que las FARC tienen a ambos tripulantes.

La aeronave que se precipitó a tierra era un Súper Tucano, de fabricación brasileña, que apoyaba operaciones militares contra la guerrilla en esa región.

El aparato hacía parte de una flotilla de aviones y helicópteros desplegada la víspera por la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) para repeler acciones guerrilleras y proteger al presidente Juan Manuel Santos, que viajó a la localidad de Toribío para encabezar un consejo de ministros.

El comandante de la FAC, el general Tito Saúl Pinilla, dijo hoy a la prensa en Bogotá que el Súper Tucano era tripulado por el teniente Andrés Solano Lemus, como piloto, y el suboficial Óscar Castillo, como técnico primero.

La aeronave cayó en una zona montañosa al este de Jambaló, localidad de la misma región, agregó Pinilla, quien advirtió de que las condiciones atmosféricas no han permitido establecer el punto exacto en el que se encuentra.

El oficial dijo que no puede asegurar si el avión se accidentó por fallos mecánicos o fue impactado por los rebeldes, y no descartó que en la emergencia los tripulantes hayan hecho uso del sistema de eyección.