La cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó en 26.000 y se situó la semana pasada en 350.000, el nivel más bajo en cuatro años, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El índice de desempleo se mantuvo en junio en el 8,2 por ciento.

En esta época del año las fábricas de vehículos suelen recortar sus operaciones y despiden empleados mientras llevan a cabo la renovación de herramientas y la preparación para la producción de modelos nuevos.

Este año las empresas automovilísticas, incluidas Chrysler, Ford y Nissan, han mantenido abiertas más plantas de lo normal a fin de atender la demanda y reponer inventarios.

Por eso, advirtieron los analistas, llevará un poco más de tiempo determinar si realmente el mercado laboral está haciendo progresos robustos o si la cifra de solicitudes de la semana pasada reflejó menos despidos en el sector automovilístico.

En la semana que concluyó el 30 de junio la cifra de personas que percibían el subsidio pagado por los Estados bajó en 14.000 y quedó en torno a 3,3 millones.

El subsidio por desempleo cubre, habitualmente, hasta 26 semanas pero desde 2008, y frente a la recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas, el Gobierno Federal instituyó programas que han extendido el beneficio en algunos casos hasta por 90 semanas.

En la semana que concluyó el 23 de junio la cifra de personas que percibían algún tipo de subsidio por desempleo subió en 17.011 y llegó a 5,87 millones, de acuerdo con el informe del gobierno.