El secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), el argentino Carlos Álvarez, confirmó hoy a Efe que los países de la Alianza Bolivariana (ALBA), con Ecuador a la cabeza, pidieron la "suspensión" de Paraguay del organismo, pero no expulsarlo.

Sí, "es cierto que los países del ALBA, a través de una moción de Ecuador", pidieron "la suspensión" de Paraguay hasta que se aclare la situación, pero "de ninguna manera pidieron su expulsión", subrayó "Chacho" Álvárez, ex vicepresidente de Argentina.

El secretario general del organismo con sede en Montevideo respondió así a unas declaraciones del representante permanente de Paraguay ante la OEA, Bernardino Hugo Saguier, que acusó a Ecuador y Perú de promover que la Aladi tomara medidas contra su país, como parte de lo que calificó como una "vergonzosa" persecución contra las autoridades que asumieron tras la destitución de Fernando Lugo.

Según Saguier, que habló desde Washington con medios paraguayos, sólo la intervención del representante paraguayo Raúl Cano evitó que prosperara la iniciativa.

En declaraciones a Efe, Álvarez dijo que ha habido una "distorsión" de lo sucedido en la reunión que la semana pasada celebraron los representantes permanentes de Aladi y especialmente en lo referido a Perú.

Perú no propuso "ni siquiera la suspensión" de Paraguay, dijo.

El representante peruano presentó un proyecto de resolución que textualmente manifestaba la "honda preocupación de Aladi por este acto contrario a las normas del estado de derecho" y su "más profundo rechazo a la separación de Lugo" por un "procedimiento sumarísimo, violatorio del derecho al debido proceso, y de las garantías del derecho de defensa", apuntó Álvarez.

Para el secretario general, eso fue todo lo que planteó Perú, que nunca pidió la expulsión de Paraguay.

Como la moción de Ecuador, la resolución peruana no fue aprobada y quedó a la espera de que los embajadores consultaran a sus cancillerías para saber qué responder.

"Después de eso se trató si Paraguay podía ocupar o no la presidencia de un comité aquí en la Aladi dada su situación, y esa discusión quedó trabada también para que se hicieran consultas, si bien varios países se mostraron a favor de impedir que Paraguay ocupara ese cargo", añadió.

Álvarez señaló que todo eso se verá en una nueva reunión de los representantes permanentes de Aladi el 27 de julio, pero no especificó si también se tratará en esa cita de la moción de Ecuador para suspender a Paraguay, que ya ha sido suspendido de Mercosur y Unasur por la destitución de Lugo en un juicio en el Senado por mal desempeño de sus funciones, celebrado el 22 de junio.

En sus declaraciones de hoy, Saguier indicó que existe una campaña de persecución por parte de los países afines a la "ideología bolivariana" en las instituciones regionales contra Paraguay.

"Nos están persiguiendo de una manera vergonzosa, trataron de cuestionar nuestra presencia en todo tipo de organismos, lo más indignante es que lo hacen fuera de la ley", condenó el diplomático.

El Consejo Permanente de la OEA se reunió ayer para tratar el caso de Paraguay, pero no hubo consenso para aplicar medidas al país. El secretario general José Miguel Insulza se mostró contrario a suspender a Paraguay y propuso el envío de otra misión al país.

La Aladi está formada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Se rige por los siguientes principios generales: pluralismo en materia política y económica; convergencia progresiva de acciones parciales hacia la formación de un mercado común latinoamericano; flexibilidad; tratamientos diferenciales en base al nivel de desarrollo de los países miembros; y multiplicidad en las formas de concertación de instrumentos comerciales.

Nicaragua, que como Bolivia, Ecuador, Cuba y Venezuela, pertenece a la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América, está en proceso de adhesión a Aladi.