El jefe de la delegación de la Unión Europea (UE) en El Salvador, Stefano Gatto, dijo hoy a Efe que el país necesita solucionar de forma "rápida" y "realista" la crisis institucional causada por la anulación de las elecciones de magistrados del Poder Judicial.

Asimismo, advirtió de que la anulación de la elección del nuevo fiscal general, Astor Escalante, dictada el martes por la Sala de lo Constitucional, que hizo lo mismo con los magistrados en junio pasado, complicará aún más la crisis entre los órganos Legislativo y Judicial.

Ambas partes necesitan "encontrar una solución que sea realista, que permita desbloquear el asunto, que permita que las instituciones funcionen normalmente (...), con independencia", dijo Gatto tras participar en un evento oficial.

"El tema se ha complicado mucho innecesariamente y lo que deseamos es que se pueda resolver de la forma más rápida porque los ciudadanos salvadoreños no ganan nada de ese tipo de enfrentamientos que (...) ocupan todo el tiempo de los responsables políticos", añadió.

El conflicto entre la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Asamblea Legislativa se inició el 5 de junio, cuando la Sala de lo Constitucional anuló las elecciones de los magistrados llevadas a cabo en 2006 y el 24 de abril pasado, y ordenó hacerlas de nuevo.

El Parlamento desconoció ese fallo y acudió a la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), que el 21 de junio pasado dictó la suspensión de las sentencias hasta emitir una resolución definitiva, una decisión que, a su vez, el máximo tribunal salvadoreño también desechó.

La anulación de la elección de Escalante, que debía asumir el 18 de septiembre próximo en sustitución del actual fiscal general, Romeo Barahona, "es un elemento más que viene a complicar" la crisis actual y "la posible solución", enfatizó Gatto.

Escalante fue elegido el 24 de abril por el Parlamento junto a cinco magistrados de la CSJ cuya designación la Sala declaró inconstitucional el 5 de junio.

La Sala anuló la elección de Escalante "por la vulneración a la Constitución, consistente en que una misma legislatura no puede elegir en más de una ocasión al fiscal general, e impedir a la siguiente legislatura realizar sus competencias relacionadas con dicha elección", según un comunicado de la CSJ.

Gatto resaltó que es "fundamental" que El Salvador "pueda volver a la normalidad" en el funcionamiento de las instituciones porque hay "problemas sumamente graves" que están siendo desatendidos, como la inseguridad.

Agregó que la ayuda que brinda la UE a El Salvador "no se va a suspender" por la crisis interna, pero que sí podría verse "afectada con retrasos en la ejecución" porque las instituciones, como la Asamblea, por estar involucradas de lleno en estos problemas pueden descuidar la aprobación de determinados trámites.

La Constitución salvadoreña no precisa en qué período debe elegirse a los magistrados del Supremo y al fiscal general.

Según las resoluciones de la Sala sobre los magistrados y el fiscal, una misma legislatura sólo puede realizar elecciones de segundo grado en una ocasión, no dos veces, como ocurrió en el período que terminó el 30 de abril, que así le impidió hacerlo al que empezó el 1 de mayo.