La Presidencia egipcia aseguró hoy en un comunicado que acatará la decisión del Tribunal Constitucional Supremo de disolver la Cámara baja del Parlamento porque Egipto es "un Estado de derecho".