A poco tiempo del cuarto aniversario del crimen de Marcelo Lucero, el vocero de la familia Joselo Lucero asegura que “nada ha cambiado, persiste el odio racial y la injusticia contra los hispanos.

Lucero, rompió silencio y aceptó ser entrevistado por Fox News Latino a menos de un mes de que un juez federal anulara la demanda por 40 millones de dólares presentada por la familia contra el condado y el Departamento de Policía de Suffolk.

“Quisiera que la gente entienda que lo que buscamos es dejar un precedente para evitar más crímenes de odio racial. Prevenir que adolescentes como los que asesinaron a Marcelo, vayan a la cárcel por crímenes de esta naturaleza”, dijo el hermano de la víctima Joselo Lucero.

La familia de Marcelo Lucero, el inmigrante ecuatoriano asesinado por motivaciones raciales en Long Island en 2008 dijo que apelarán todas las instancias posibles para reabrir la demanda y buscar plena justicia en el caso.

“Estos cuatro años han sido muy difíciles para mi familia, porque la muerte de mi hermano ‘fue la  gota que derramó el vaso de agua como decimos en nuestros países’, Joselo se refiere a la serie de ataques raciales que se dieron previo al asesinato de Marcelo Lucero.

Una semana después del crimen, Latino Justice PRLDEF, una organización de defensa de los derechos civiles presentó un memorando de 11 páginas donde detalló la falta de transparencia e indiferencia de la policía de Suffolk sobre investigaciones contra latinos por motivaciones raciales que originó que el Departamento de Justicia abriera una investigación.

Pese a ser reportados los ataques,  la policía, no tomó las acciones pertinentes, según concluyó el informe de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de Estados Unidos, tras la investigación que tomó dos años.

El asesinato de Marcelo Lucero, ocurrió el 8 de noviembre de 2008 en la ciudad de Patchogue. Una pandilla de adolescentes blancos que se hacía llamar “The Caucasian Crew” lo golpearon con bates y uno de ellos lo apuñaló; el homicidio fue clasificado como crimen de odio por motivos raciales. La víctima tenía 27 años.

Jeffey Conroy de 19 años de edad, residente de Medford, fue declarado culpable de homicidio en primer grado, porque fue quien apuñaló a Lucero. Otros seis adolescentes fueron procesados y recibieron penas menos severas de entre 5 y 8 años en prisión.

“La demanda planteó que la policía asuma su responsabilidad y las autoridades traten a los hispanos con equidad haciendo prevalecer que todos somos iguales ante la ley”, insistió Joselo Lucero.

Los hispanos constituyen la minoría de mayor crecimiento en Long Island. Según datos del Censo 2010, el condado de Suffolk  tiene una población de 1.493.350 habitantes, de los cuales 246. 239 son hispanos, es decir  los hispanos son el 18 por ciento de la población total.

Lucero sostiene que al rechazar la demanda, el juez está enviando el mensaje de que la intolerancia racial puede continuar y propiciar que los crímenes se repitan.

“Si no se escucha nuestra demanda y la policía no actúa sobre los casos que denunciamos,  se está fomentando el odio racial”, afirma Lucero.

El pasado 18 de junio, el juez Leonard D. Wexler, anunció su decisión de rechazar la demanda de la familia Lucero argumentando que los funcionarios del condado y la policía no fueron notificados adecuadamente de la demanda.

De acuerdo a Lucero, “el juez ha tomado una decisión muy apresurada al argumentar que por una simple equivocación, la demanda debe ser archivada. Es evidente que con su decisión está favoreciendo a las autoridades y particularmente al Departamento de Policía de Suffolk”.

El experto en materia legal David Mejías, coincidió que la decisión del juez en un caso de tanta repercusión e importante para Nueva York crea un precedente negativo.

“Es una decisión muy mala, cobarde e injusta rechazar el caso por un detalle tan pequeño. La familia Lucero merece una oportunidad en la corte, del mismo modo que la comunidad hispana espera justicia”

Mejias analizó que el crimen de Marcelo Lucero es un caso de notoriedad nacional y reúne todos los méritos para ser escuchado en la corte. La familia, Long Island y el país esperan que la justicia se imponga, en caso contrario, la gente va a seguir teniendo temor”.

“Hoy fue mi hermano, mañana puede ser una esposa, un hijo, cualquiera de nosotros. No estamos hablando de que por el hecho de no ser ciudadano o residente, El hecho es que somos perseguidos por el color de la piel y por ser hispanos y si, reclamando justicia es la única manera de detener la discriminación que sufrimos, tengo que hacerlo”, recalcó Lucero.

Lucero que ahora trabaja para la Fundación Hagedorn dictando  charlas en escuelas y en las comunidades sobre discriminación contra los hispanos, explicó que de la manera que el juicio fue eliminado, “no tiene precedentes y esperamos que el de mi hermano no sea el primero”.

Mejias que es presidente de la Asociación de Abogados Hispanos Long Island (LIHBA) ratificó que, “el argumento del juez para rechazar la demanda es muy pobre y no se compagina con un caso de la connotación del crimen de odio contra Marcelo Lucero”.

El abogado agregó que la familia puede apelar pero va a ser muy difícil reabrir el caso por el tecnicismo utilizado por el juez.

“Después de esto, apelar y ganar en una corte federal, será muy complicado” dijo Mejias y aseguró que, “no hay precedentes de un caso que haya sido rechazado como el de Marcelo Lucero”.

“La actitud de las autoridades en Patchogue realmente no ha cambiado. Hay mucha inseguridad, especialmente durante los fines de semana. No sabemos que podría pasar nuevamente. Espero que nunca vuelva a ocurrir nada malo”, confiesa Lucero al responder si, a partir del asesinato, disminuyó la tensión  racial y si mejoró la relación entre los hispanos, las autoridades y la policía.

Lucero se mostró escéptico de los resultados y aunque reconoce que las autoridades están analizando la manera de enfrentar de mejor forma los problemas con la comunidad hispana, “aun no se nota la diferencia”.

Mejias coincidió con la apreciación de Lucero y puntualizó, “las cosas en Long Island han cambiado un poquito, pero todavía queda mucho trabajo por hacer”.

“Las autoridades tienen un poco más de cuidado con lo que hacen y lo que dicen, que es muy diferente a pensar que han cambiado su actitud frente a la comunidad hispana. Yo preguntó: ¿Acaso quieren que ocurra otro asesinato como el de mi hermano para cambiar la norma despótica y discriminatoria contra los hispanos?

Lucero confesó a Fox News Latino que tuvo que mudarse de Patchogue para “cambiar de aire, olvidar y reorganizar su vida”. Desde hace un año reside en Bay Shore, más al sureste del condado de Suffolk.

“Desafortunadamente el fallo de la Corte Suprema sobre la Ley de Arizona afectará mucho a diferentes estados y también a Nueva York”, consideró Lucero y recordó que la policía neoyorquina ya ha sido cuestionada por el programa “Stop and Frisk”.

“Si antes de aprobarse la parte de la SB-1070 que faculta a los policías de Arizona a detener a cualquier persona, en Nueva York la situación se torna muy difícil”, advierte Lucero y agrega que, “se ha demostrado que los arrestos se practican contra los hispanos y los negros. Es decir hay un perfil racial manifiesto contra estas minorías”.

La familia Lucero estableció en el 2010 el Fondo de Becas Marcelo Lucero para apoyar a los estudiantes de la Patchogue-Medford High School, la misma donde los atacantes del inmigrante asistían.

“Es una beca que se entrega sin distingos de raza y credo a todo estudiante que obtenga buen rendimiento académico. Es mensaje para celebrar la diversidad en Long Island y honrar la memoria de mi hermano”, sostuvo finalmente Joselo Lucero.

ENLACES DEL CASO

Reporte de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia

Fondo de Becas Marcelo Lucero

LatinooJustice PRLDEF informe caso Marcelo Lucero

Asociación de Abogados Hispanos de Long Island (LIHBA)

David Mejias

Fundación Hagedorn

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino