Surcó la galaxia en el Halcón Milenario, persiguió replicantes, fue fugitivo y presidente y escapó sano y salvo del Templo Maldito, un currículum de película para un actor de personajes inmortales, Harrison Ford, que cumple 70 años el 13 de julio.

Ford, "Harry" para los amigos, construyó su carrera alrededor de la figura de un héroe de carne y hueso, incapaz de evitar los problemas, vapuleado hasta la saciedad por variopintos enemigos pero que terminaba saliéndose con la suya y sacando su inconfundible media sonrisa.

Ese perfil de superviviente casa también con su vida personal, no exenta de aventuras. Al igual que Han Solo de la saga "Star Wars", Ford es un consumado piloto, aunque en su caso de helicópteros, y comparte con Indiana Jones las expediciones por la jungla, si bien como miembro de una organización ecologista y no arqueológica.

Su experiencia aérea, incluido algún que otro accidente, le ha hecho participar en operaciones de rescate en Wyoming, donde a finales de los 80 encontró su hogar cuando buscaba un lugar para huir del "Estado tonto", según dijo a National Geographic en referencia a California y la meca del cine en la que aterrizó a mediados de la década de 1960.

Nacido en Chicago, se educó en Wisconsin donde fracasó como universitario pero desarrolló su interés por el teatro.

Debutó en las artes escénicas en 1963 y poco después se mudó a Hollywood con su primera esposa, Mary Marquardt, de la que se divorció en 1978, tras quince años de matrimonio, justo cuando el éxito llamaba a su puerta. De aquella relación nacieron sus hijos Benjamín y Willard.

Con una familia a su espalda y un trabajo inestable en el que no acababa de progresar, a pesar de tener contratos con Columbia y Universal y aparecer en series como "The Virginian" (1967), "Gunsmoke" (1972), Ford decidió hacerse carpintero en espera de que le llegara su gran oportunidad.

Fue en esa época cuando hizo de técnico en una gira de The Doors y sufrió un accidente de coche que le dejaría su inconfundible cicatriz en la barbilla.

Su suerte cambió en 1972 de forma inesperada. Cuando instalaba una escalera en casa del actor Glenn Ford se cruzó en su camino un guionista y director de cortos y documentales llamado George Lucas que un año antes había realizado su primer filme, "THX 1138".

Lucas le dio un papel en su segunda película "American Graffiti" (1973) que produjo Francis Ford Coppola, por entonces ya una celebridad por "The Godfather".

El propio Coppola contó con Harrison Ford para "The Conversation" (1974) (más adelante en "Apocalypse Now", 1979) y posteriormente el intérprete se alistó en la tripulación de la que se convertiría en la saga de ciencia ficción más popular de la historia, "Star Wars" (1977).

Ford fue a partir de entonces Han Solo, papel que repetiría en "The Empire Strikes Back" (1980) y "Return of the Jedi" (1983), hasta que Lucas, aliado ahora con Steven Spielberg, ingenió un personaje aún más carismático, Indiana Jones, al que Ford dio vida por primera vez en "Raiders of the Lost Ark" (1981).

En esos años estelares, el actor aceptaría también adentrarse en el decadente futuro de "Blade Runner" (1982) de la mano de Ridley Scott como el agente Rick Deckard.

Repetiría como Jones en "Indiana Jones and the Temple of Doom" en 1984 y obtendría su única nominación al Óscar por "Witness" en 1985. En 1988 trabajó con Polanski en "Frantic" y sacó su vena cómica en "Working Girl" antes de volver a coger el látigo en "Indiana Jones and the Last Crusade" (1989).

En los 90 se puso pendiente y se prodigó en el género de "thriller" con títulos como "Presumed Innocent", "Patriot Games", "The Fugitive" y "Air Force One", donde interpretó al presidente de EE.UU.

Con el cambio de siglo empezó a prodigarse menos en Hollywood, pero culminó el esperado retorno de Indiana Jones 20 años después de su última aventura con "Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull" (2008), que fue un triunfo de recaudación pero no argumental, y en 2011 volvió a combatir a seres de otra galaxia en "Cowboys & Aliens", esta vez como viejo vaquero de gatillo fácil.

Sus próximos proyectos, todos para 2013, pasan por un drama, un "thriller" y una cinta de ciencia ficción, y en su futuro ronda una posible quinta entrega de Indiana Jones, un papel para el que siempre estará listo, según reconoció Spielberg en una entrevista con Efe el año pasado.

"Harrison Ford puede encarnar a Indiana Jones hasta los 90", afirmó el cineasta.

El actor está casado actualmente con la actriz Calista Flockhart ("Ally McBeall"), su tercer matrimonio. El segundo fue con la guionista Melissa Mathesson desde 1983 a 2001 con la que tuvo dos hijos: Malcom y Georgia.

Fernando Mexía