El británico Adam Gemili, en los 100 metros, y el neozelandés Jacko Gill, en el lanzamiento de peso, cumplieron con los pronósticos y lograron la medalla de oro en los Mundiales júnior de atletismo que se están celebrando en Barcelona.

Gemili, el segundo europeo más rápido del año, voló sobre el tartán del Estadio Olímpico Lluís Company para detener el crono en 10.05, mejor marca personal y récord en la historia de los campeonatos.

El británico, que este año ya había corrido en 10.08, se quedó a una centésima de igualar la mejor marca europea absoluta del año, en poder del vigente campeón de europa, el francés Christophe Lemaitre, demostrando que llega a los Juegos Olímpicos de Londres en una gran forma.

El estadounidense Aaron Ernest fue segundo con 10.17 -mejor marca personal- y el bronce se lo llevo el jamaicano Odean Skeen (10.28).

El otro gran protagonista de la jornada fue el gigante neozelandés Jacko Gill, que ejerció su habitual tiranía en el lanzamiento de peso desde la tanda de calificación y revalidó su título de campeón del mundo júnior logrado con tan solo quince años en Moncton 2010. Sus 22,20 metros son además un nuevo récord de los campeonatos.

El lanzador español Alejandro Noguera tuvo una destacada actuación, al clasificarse por la mañana para la final batiendo su propio récord nacional júnior y clasificándose para la mejora por la tarde con un nueva marca personal (19,55 metros) que le valió el octavo puesto.

Otras de las estrellas de estos Mundiales, el decatleta australiano Jake Stein, tuvo que conformarse con la medalla de plata en una competición de grandísimo nivel en la que se impuso el estadounidense Gunnar Nixon, quien batió el récord de su país al lograr 8.018 puntos.

Stein también estuvo a punto de superar por primera vez la barrera de los 8.000 puntos (7.951), mientras que el holandés Tim Dekker fue bronce, con 7.815 puntos.

La primera final de esta segunda jornada, la de los 10 kilómetros marcha femeninos, fue dominada por las rusas Ekaterina Medvedeva, que ganó el oro con un tiempo de 45:41.74, y Nadezhda Leontyeva, plata. La colombiana Sandra Arenas fue tercera y, por tanto, logró la primera medalla en estos Mundiales para un atleta iberoamericano.

En los 100 metros femeninos la vencedora fue la bahameña Anthonique Strachan, quien reafirmó su condición de favorita en Barcelona al firmar, además, la marca mundial del año (11.20). La medalla de plata fue para la turca Nimeta Karakus y el bronce para la brasileña Tamiris de Liz.

Los 5.000 femeninos confirmaron el dominio etíope en la distancia, con Buze Diriba (15:32.94) como campeona, seguida de su compatriota Ruti Aga y de la keniana Agnes Jebet Tirop, tercera.